Home Material Nike Air Zoom Pegasus 35: La prueba
Material - Zapatillas - lunes, 18-06-2018

Nike Air Zoom Pegasus 35: La prueba

35 ediciones se dice muy rápido. Apenas se tardan un par de segundos. Si lo piensas, una zapatilla que ya lleva 35 versiones en el mercado dice mucho de lo que es: un auténtico icono en Nike, casi nada. y en este caso, nada de pequeños cambios, de ligeras modificaciones, estamos frente a unas Nike Air Zoom Pegasus completamente nuevas. A las anteriores Pegasus 34 las han sometido a un estudio a fondo para mejorar sus características pero manteniéndose fieles a sus principios. Las Pegasus 35 ahora presentan un look más racing, más aerodinámico y estilizado, pero igualmente válidas para el público de este tipo de zapatillas al que tanto han gustado y al que han sido fieles con el paso de los años.

Para dicho cambio, los ingenieros y diseñadores de Nike preguntaron a sus atletas, desde el maratoniano y campeón olímpico Eliud Kipchoge hasta el plusmarquista en 5.000 y 10.000m Mo Farah, los que han dado su toque personal a esta zapatilla y la “han hecho” a su gusto y preferencias. Nosotros no somos de élite, ni mucho menos, pero para correr rápido sirven, y mucho. Y para correr a ritmos más lentos, también.

Un modelo que ha recibido una notable rebaja de su peso, pasando de los 283 gramos en el modelo masculino y 246 gramos en el femenino a unos más que respetables 266 gramos y 223 gramos, respectivamente, de la edición 35.

El upper

Las nuevas Pegasus 35 presentan un upper de doble capa. La más externa, fabricada con la tecnología de un solo cable Flyknit es más transpirable con unos agujeros de mayores dimensiones que se extienden desde la puntera hasta los ojales de los cordones. Por debajo encontramos una malla más tupida para evitar que pequeñas piedras puedan colarse al interior del calzado y molestar mientras corremos. Entre las dos capas se sitúa un pequeño espacio de ventilación que nos ayuda a tener nuestros pies más aireados, secos y, en definitiva, más cómodos a la hora de correr.

Uno de los principales cambios que más saltan a la vista en relación al upper de las nuevas Pegasus 35 comparándolas con las Pegasus 34, son los ojales para los cordones. En el nuevo modelo encontramos uno menos, es decir, un total de 4, habiendo suprimido el que se encuentra en la parte inferior. ¿Por qué? Para ofrecer un mayor grado de flexión de la puntera y con el objetivo de evitar los roces que se crean por culpa de la fricción en esta zona. En corredores con horma estrecha esto podría suponer una menor sujeción de la parte delantera del pie, pero gracias a la forma más estilizada del upper, más aerodinámica y, por lo tanto, más racing, el pie queda suficientemente cogido y no provoca movimientos. Por lo que… ¡objetivo cumplido!

Los cordones, por su parte, siguen estando sujetos gracias a los cables Flywire que tan buena sujeción dan, permitiendo apretarlos tanto como desees.

La lengüeta también presenta uno de los cambios más significativos. En primer lugar presenta unas pequeñas muescas que ayudan a colocártelas y quitártelas con el mínimo esfuerzo. A esto también ayuda que se trata de una lengüeta integrada en el upper, cosida a la segunda capa de las zapatillas. Y en tercer y último lugar, es más alta, lo que ayuda a mejorar la sujeción. Gracias a esta lengüeta notamos una mayor sensación de sujeción y protección a lo largo de nuestras sesiones.

Por último, el collar es más bajo y más estrecho, inspirado en las directrices que Mo Farah dio para estas zapatillas, de la misma forma que la parte trasera es más puntiaguda, para recoger mejor el pie y notar el tobillo más sujeto.

La mediasuela

En la mediasuela y en la colocación de la tecnología de amortiguación Nike Zoom Air es donde los ingenieros de la marca americana han dedicado también parte del tiempo. Gracias a las exigencias de los atletas de la marca, el Zoom Air se extiende a lo largo y ancho de toda la zapatilla, de extremo a extremo. Así, de estar dividido en dos partes de la edición 34 pasa a ser de cuerpo entero en la versión 35. Y otra de las principales identidades de esta tecnología es la forma ondulada y curvada, siendo más delgada en la parte delantera del pie.

Además incorporan la misma cámara de aire articulada que se asemeja a una placa de fibra de carbono curva que tienen las tan conocidas Nike Zoom Vaporfly 4%.

Esto influye en nuestra comodidad y ayuda a que el paso de los kilómetros no nos pese aún estando cansados y bajo los efectos de la fatiga. Además, tener en la totalidad de la mediasuela la tecnología Zoom Air aumenta la reactividad de las zapatillas, haciéndola más liviana, más fácil de mover y más rápida para alcanzar aquellos ritmos que nos piden una exigencia extra durante nuestros entrenamientos.

Presentan el mismo drop que su predecesoras, siendo este de 10mm para ambos géneros pero con variación de 1mm en sus alturas (19-29mm en las Pegasus 34 y 18-28mm en las Pegasus 35). A pesar del mismo drop, el Cushlon varía en el caso del modelo femenino, siendo más blando que en el modelo masculino para adaptar el calzado a sus características.

La suela

Si volteamos la zapatilla vemos a simple vista que se ha eliminado la ranura de flexión delantera que ocupaba todo lo ancho del pie, justo por detrás de los metatarsos. En las Pegasus 35, solo encontramos esta ranura longitudinal en la parte exterior de la suela. Ahora se trata de una zapatilla más dura, pero no por ello incómoda ya que provoca una menor elasticidad, que vuelva con más fuerza a su posición inicial y que nuestra transición sea más rápida y reactiva.

La tracción se ha mejorado en todo tipo de superficies –seco, mojado, pista, etc.- gracias al cambio en la forma de algunos de los tacos –pasan de ser redondeados a una forma más alargada a medida que se acercan a la parte posterior del pie- cosa que también mejoran los apoyos y la transición de nuestro ciclo de zancada.

También destaca una parte trasera de la suela más elevada y más curvada para favorecer una entrada con la parte delantera del pie para ritmos más exigentes, ya que ayuda a que el talón aterrice más tarde pudiendo realizar una mayor flexión antes de tocar suelo. Esto también viene muy bien para corredores que talonean más de lo normal, ya que obliga a una pisada más adelantada.

Conclusiones

Las Pegasus 35 se posicionan ahora bajo un nivel más racing de lo que nos tenían acostumbrados sus predecesoras. Unas zapatillas que han evolucionado con notables mejoras que harán las delicias de aquellos corredores que siempre han sido fieles al modelo, pero que también serán la opción de aquellos corredores rápidos que buscaran alternativas más ligeras.

Si quieres comprarte unas Pegasus 35, entra en nike.com