Trail y KMV Vall de Ribes XS

Carreras
Trail y KMV Vall de Ribes XS-59567
Competimos en el kilómetro vertical y en la carrera de trail

Trail y KMV Vall de Ribes XS

Por el Lunes, 20-04-2015 en

Que Ribes de Freser, un pequeño pueblo catalán situado en el Ripollés, es una de las mecas del trail running salta a la vista sólo con pasearse un poco por allí. Se respira montaña y deporte por los cuatro costados. No en vano suele ser lugar de entrenamiento para muchos corredores de trail, incluso los más conocidos como el mismísimo Kilian Jornet, Núria Picas o muchos otros grandes monstruos de este deporte. Eso sí, tampoco hace falta ser un crack para ir a disfrutar de la Vall de Ribes y de todo lo que ofrece ese maravilloso entorno donde, desde hace 3 ediciones, se celebra la Vall de Ribes Xtrem Series.

En running.es tuvimos la osadía de competir en el Kilómetro vertical del sábado y en el trail de 15km y 750m+ del domingo, también estaba la opción más cañera de 27km con nada menos que 2200m+. La referencia en todas estas distancias era el Taga, que cuenta con una altitud de 2.040m.

El sábado por la mañana nos presentamos en la salida del KMV que era a modo de contrarreloj, iba saliendo un participante cada 30 segundos. El orden de salida era inverso al número de dorsal. A mí me habían asignado el 10, por lo que detrás de mí saldrían a cazarme todos los cracks, incluida Laura Orgué, Campeona del mundo del KMV. Mucha presión para un novato en la distancia como yo.  El recorrido que nos llevaría hasta la cumbre del Taga era durísimo. En apenas 4'6km íbamos a superar 1.100m+. Los primeros metros ya me dieron a entender lo que me iba a encontrar, prácticamente iba subiendo a 4 patas. La inclinación era brutal y correr me resultaba harto difícil. Además, la altitud no ayudaba nada, la sensación de asfixia pronto se apoderó de mí y el ácido láctico no tardó en bloquearme las piernas. Lo pasé mal. No conocer el recorrido no ayudaba tampoco. Reconozco que hubo momentos en que esa impotencia por no poder correr y el no saber lo que me quedaba  me crearon cierta ansiedad que me afectó, aún más si cabe, al rendimiento. Es curiosa la forma que tenemos de disfrutar los runners.

Mi objetivo era bajar de 50' que, más o menos, había oído de los expertos que era una buena marca. No pude con esa barrera cronométrica y me quedé en 51'10, aunque cuanto más me acercaba al final mejor me fui encontrando. Parecía que me iba adaptando a las sensaciones y el hecho de saber que ya me quedaba poco me ayudó a apretar. Para hacerse una idea de lo duro y exigente del recorrido cabe decir que la gran mayoría de participantes iba con palos, una herramienta que si sabes utilizar te puede ayudar mucho. Yo opté por subir a pelo. Las clasificaciones mostraron que no sólo el circuito era duro, sino que el nivel de los participantes era de lo mejorcito, un nivel de cualquier campeonato autonómico como poco. Así que bueno, tuve que conformarme con acabar el 23 de la general y con el consuelo de haber sido el tercer Veterano. Y es que el ganador, Guillem Vilalta, se presentó arriba en poco más de 44 minutos, una barbaridad. Mención aparte también para Laura Orgué que se impuso con un tiempo estratosférico de 46’47, sacándole más de 10 minutos a la segundo y siendo novena de la general.

Los ganadores fueron:

1 - Guillem Vilalta 44'10''

2 - Josep Viñas 44'38''

3 - David Vidal 44'41''

 

1 - Laura Orgué 46'47''

2 - Alba Segura 57'17''

3 - Alba Martínez 1h00'57''

(Clasificación general completa KMV click aquí)

Por la tarde tuvimos el placer de participar en una mesa redonda como uno de los ponentes. Dando nuestro punto de vista como revista de running especializada. Allí se creó un interesantísimo debate sobre lo que son hoy en día las carreras de montaña que mantuvo a los presentes distraídos durante 2 horas.

Al día siguiente nos levantamos a las 7:30 y desayunamos un poco de tarta energética. El día amaneció lluvioso y frío. A menos de una hora para correr empezó incluso a granizar. La carrera de 27km salió a las 9 en punto, 30 minutos más tarde, puntual, lo hizo la de 15km.

En la de 15km, Los primeros kilómetros del recorrido se me hicieron muy  muy duros, y más al comprobar que volvíamos a recorrer gran parte del kilómetro vertical.  El cansancio del día anterior  hizo mella y pronto perdí comba con los primeros. Lo contrario que Raúl Estévez, el ganador final, al que se le veía muy cómodo subiendo, en su terreno. Si ayer lo pasé mal en ese ascenso mortal, hoy todavía más. Volví a revivir las mismas sensaciones, aunque además habíamos de incluir la pesadez del barro. Iba tan agachado que apenas podía respirar, lo cual es un gran error. ¡Siempre erguido! me dijo uno de los corredores mientras me adelantaba. La bajada tampoco es mi fuerte, pero hoy la cogí con ganas harto ya de tanta subida. Los tramos de pradera eran como un oasis para mí y pude correr durante un rato por debajo de 4', lo que me hizo recuperar algunos puestos. En las zonas más técnicas de bajada volvía a perder comba, pero intentaba aprovechar para disfrutar del entorno, puesto que pasábamos por sitios preciosos. Había tramos blancos por el granizo que había caído, lo que aún le daba un toque más épico… y resbaladizo. Bajando por un camino de piedras me torcí el tobillo derecho, aunque me recuperé relativamente rápido, sin embargo, cuando ya estábamos llegando al pueblo, bajando por un sendero bastante corrible y cuando me acercaba al top ten en la clasificación, sufrí una torcedura muy fuerte en el izquierdo, que esta vez sí, me hizo ver las estrellas. Tuve que cojear durante un buen rato, perdiendo incluso un puesto en la clasificación. A pesar del dolor, me recuperé lo suficiente como para volver a apretar y recuperar ese puesto perdido, entrando así el 12 con 1h 18, siendo el 2º de mi categoría.

Los ganadores finales fueron:

1 - Raúl Estevez 1h10'11''

2 - Isaac Barti 1h10'36''

3 - Marc Vizcaíno 1h11'43''

 

1 - Maria Sau 1h30'46''

2 - Gemma Avellí 1h31'40''

3 - Nuria Garcia 1h32'04''

 (Clasificación general trail 15km click aquí)

La carrera larga, fue de auténtica locura, con el ascenso a dos cimas y con un clima inestable y cambiante y con cumbres cubiertas de blanco, lluvia, barro e incluso sol en algunos momentos.  Todos estos factores hicieron de esta prueba un bonito espectáculo para los corredores. A pesar de su extrema dureza, las victorias tanto en hombres como en mujeres fueron muy ajustadas.

1 - Albert Pujol 2h52'

2 - David Vidal 2h53'

3 - Jordi Martín 2h56'

 

1 - Mesi Arcos 3h26'

2 - Marta Molist 3h26'

3 - Ragna Debats 3h30'

(Clasificación general 27Km click aquí)

Está claro que este tipo de eventos cada vez tienen más adeptos y lo cierto es que no hay mejor manera de pasar un fin de semana para aquellos, como nosotros, que respiramos deporte por cada uno de nuestros poros.

 

Relacionados: