El verdadero éxito de la Zurich Marató Barcelona

Opinión
El verdadero éxito de la Zurich Marató Barcelona     -59166
Barcelona se echó a la calle para animar a los corredores

El verdadero éxito de la Zurich Marató Barcelona

Más sobre: 

Por el Miércoles, 18-03-2015 en

Como parte de la organización he estado desde el principio en la gestación de la 37ª Zurich Marató de Barcelona. Sé del esfuerzo del Ayuntamiento de Barcelona, el de mi empresa y  el de los compañeros para que esta edición, la décima en la que RPM Racing es la organizadora, fuera la mejor de la historia.

No voy a ser yo quien lo juzgue, ni mucho menos. Para eso están los corredores, sus acompañantes, los sponsors, los ciudadanos… y además pueden expresarse por muchísimos canales: teléfono, mail, prensa, redes sociales…

No voy a enrollarme mucho más. Al grano.

Uno de mis cometidos este año ha sido apoyar al coche de dirección de carrera. Con una moto, un acompañante y yo mismo ejecutábamos las órdenes que nos dictaba el director de carrera. Controlar señales durante el circuito, asegurarme que las motos que acompañaban a la élite (fotógrafos, televisiones, prensa, invitados….) no entorpecieran a los corredores, o reubicar vallas para que el circuito quedara lo mejor posible.

De entre todas estas funciones, la que más veces tuve que realizar, y de ahí este post, fue la de controlar que el público no invadiera el circuito. Es obligación del director de carrera que el circuito sea lo más ancho y cómodo posible. Bien, pues este año la tarea ha sido más difícil que nunca. ¿La razón? La cantidad de público que animaba en las calles. Alucinante la respuesta de la gente. Quizás la mejor noticia que pueda tener una carrera: la involucración de su ciudad y sus ciudadanos. Está claro que nunca llueve a gusto de todos y hay a quien le repatea las afectaciones que tiene que sufrir por la carrera, pero la realidad es que cada año hay más y más gente en la calle.

En ocasiones, el paso de corredores parecía el Tour de Francia y los corredores recibían el aliento del público en el cogote. Me perdonará el director de carrera, pero hay veces que mola sentirse en el Tourmalet. El gran éxito de la Zurich Marató de Barcelona es su gente, sin duda, la que la hace grande. Una última cosa: Gracias Barcelona.

Relacionados: