Correr, mejor en compañía

Psicología
Correr, mejor en compañía-138297
Corriendo con alguien llegarás más lejos

Correr, mejor en compañía

Un nuevo estudio confirma que salir a entrenar con gente alrededor en compañía da mejores resultados y, encima, transmite la sensación de ser más fácil

Más sobre: 

Por el Viernes, 11-05-2018 en

Casi todos los atletas hemos comprobado que hacer ejercicio con compañeros nos ayuda. Hasta aquí nada nuevo, de verdad, pero ahora parece que hay incluso algo de ciencia detrás de esta afirmación.

Un reciente estudio titulado “Presence of Spotters Improves Bench Press Performance” analizó el número de repeticiones que varios sujetos podían realizar en pres de banca. En una ocasión, había dos personas al lado de la barra observando; en la otra ocasión estaban ahí pero detrás de un biombo para que no se notara su presencia. Pues resulta que cuando se les veía, los atletas levantaron más veces el peso que cuando no se les veía. Y no solo esto: si les preguntaban por la dificultad del ejercicio, los atletas respondían que se habían esforzado más cuando no eran observados (aunque hubieran hecho menos repeticiones).

Es decir, con la presencia de observadores se levantaba más peso (algo bastante corriente) pero se percibía como un esfuerzo menos exigente que cuando se hacía en soledad. Ahí está en quid de la cuestión. Es verdad que correr no es lo mismo que levantar peso pero puede seguir la misma dinámica. ¿O acaso no has notado que en competición (cuando te observan) o en series con los compañeros -los típicos esprints que tan bien van-, eres capaz de correr más rápido e incluso te parece más fácil que cuando corres solo?

En este mismo sentido, incluso un estudio publicado en 1969 ya avisaba de un caso rocambolesco: las cucarachas son capaces de correr más rápido cuando se sienten observadas por otras de su especie (“Social enhancement and impairment of performance in the cockroach”).

Aunque todavía no se sabe del cierto cuál es la razón por la que esto sucede, el caso es que sucede. Por esta razón, entrenar en grupo da mejores resultados; tener un entrenador presente ayuda a correr más rápido; competir con gente alrededor da lo mejor de ti. Y ni siquiera hace falta que te griten o te den consejos: su simple presencia observando ya tiene un efecto positivo. ¿Sorprendido? Ahora ya sabes lo necesarios que somos los unos con los otros.

Relacionados: