El efecto Dunning-Kruger

Psicología
El efecto Dunning-Kruger-124351
Menos creerse “lo más” y más pies en tierra

El efecto Dunning-Kruger

No confundas el tener una buena autoestima y autoconfianza con este efecto tramposo. ¡Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo!

Más sobre: 

Por el Lunes, 23-10-2017 en

La psicología está en todas partes. Ni la familia runner escapa a su influencia. Y para demostrarlo voy a describir una escena que seguro que para muchos de vosotros os puede resultar familiar.

¿Quién no tiene a un familiar, amigo o conocido que, incomprensiblemente, se cree Mo Farah? Aunque basta con que se crea superior a lo que en realidad es. Es el típico corredor con pocas dotes genéticas y mal entrenado que se cree poseedor de unas capacidades excelentes muy superiores a las que en realidad tiene. ¡Y te lo hace saber! “Yo es que he nacido para esto”. “Porque mi trabajo no me lo permite, pero si pudiera entrenar un poco no tendríais nada que hacer conmigo”…

A veces me he encontrado con gente así. Los miro y pienso ¿de verdad se creen sus palabras? Alguno podrá decirme que esto es tener una autoestima muy alta. Y yo digo, estimados lectores, que no es más que un caso de sesgo cognitivo. Concretamente el llamado efecto Dunning-Kruger, por el cual las personas con escasas capacidades para la tarea que sea, se creen superiores a los demás. No lo pueden evitar.

Este efecto puede acarrear problemas:

· Sociales: a veces puede ser incómodo o desagradable tomar una cerveza con alguien que exagera sobre sus cualidades. Que algún runner subidito te diga lo bueno que es cuando la realidad dice lo contrario puede sacar de sus casillas a cualquiera.

· De rendimiento: si realmente tienes una visión distorsionada de tus capacidades – este efecto funciona tanto para los que se ven muy superiores como para los que se ven muy inferiores- nunca harás lo suficiente para mejorar de forma efectiva.

¿Cómo saber si has caído en las redes del efecto Dunning-Kruger?

· Revisa tus creencias.

· Deja que tu entorno más cercano evalúe honestamente tus capacidades. Ellos te dirán la verdad.

Así pues, no confundas el tener una buena autoestima y autoconfianza con este efecto tramposo. ¡Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo!

Espero que seáis valientes y me contéis que os han dicho en casa sobre vuestro nivel runner. ¡Seguro que hay alguna sorpresa! Suerte.

Mar Rovira es Psicóloga Deportiva y lleva años asesorando a deportistas para que estén más cerca de conseguir sus metas. La puedes encontrar en marrovira.wordpress.com

 

 

 

Relacionados: