Prepárate mentalmente para una maratón

Psicología
Prepárate mentalmente para una maratón-125186
Tu cabeza, aspecto fundamental en la preparación para afrontar un reto

Prepárate mentalmente para una maratón

Entrenarse físicamente no es lo único para prepararse una maratón, también debes hacerlo psicológicamente. Te contamos cómo

Más sobre: 

Por el Jueves, 26-10-2017 en

Conseguir un buen resultado en una carrera maratón de 42,195kms, o simplemente conseguir terminarla, no es solamente un aspecto que se decline en la balanza por estar fuerte o no físicamente. Para conseguir hacer frente a tal distancia, la mítica distancia de Filípides, hace falta también estar psicológicamente preparado. No debemos obviar el entrenamiento físico, con todos los meses de preparación previa a la carrera y los sacrificios realizados. Si has hecho caso a tu plan de entrenamiento durante los meses previos a la prueba y estás en la salida sin lesiones, no debes pensar en negativo, debes continuar adelante para salir motivado.

La salida

Al inicio de la carrera, mantente tranquilo, relajado y cómodo para afrontar los primeros kilómetros. Aunque tengas varios corredores más lentos delante de ti, no debes impacientarte para avanzarles, ellos mismos irán cayendo hacia atrás porque no podrán seguir el ritmo. Y tampoco te preocupes por todo lo que falta de carrera, simplemente mantén tu cabeza fría y piensa en lo que llevas.

Una buena alternativa es hacerte parciales de carrera, como por ejemplo 4 partes de 10 kilómetros para intentar mantener un ritmo estable y saber cómo llevas el paso de kilómetros. Al final sólo te quedará un último apretón de 2,195kms.

Si las cosas se tuercen

Tarde o temprano te vas a encontrar mal en algún momento de la carrera y tendrás que tratar de esquivar el bache de una forma u otra. Cómo lo hagas depende de ti. No hay forma de evitarlo. Sólo puedes resignarte sabiendo que tarde o temprano llegará. Pero un consuelo es que no durará demasiado, porque con un buen entrenamiento, los malos baches se superan.

Si estás en una mala fase, algo que te podría ayudar sería establecer objetivos más pequeños, por ejemplo, dividir en intervalos de 1 km, así verás los obstáculos separados más a menudo y te ayudará a motivarte a continuar. Así podrás mantener tu cabeza en otro tema y no en el cómo te sientes. Solo sigue pensando en positivo, que no se te pasen dudas por tu cabeza.

Cuando tus mente se nubla

No podrás mantenerte concentrado durante toda la carrera, pero no te preocupes. Trata de escaparte de esos pensamientos contraproducentes que no sirven para nada. Distráete con las vistas, mira los edificios, diviértete con alguna imagen divertida, etc. Todas estas cosas te ayudarán a volver a centrarte en la carrera.

Otro aspecto que no debes valorar y dejar pasar es el hecho de que los corredores te pasen. Tienes que correr tu propia carrera y no centrarte en nada más. Tan sólo debes procurar mantener tu ritmo y terminar en el objetivo estimado.

Al final de carrera

Antes de inscribirte en una maratón, seguramente habrás mirado el perfil de carrera y más durante los últimos kilómetros. Analiza el perfil de los últimos 2km para saber de antemano a qué ritmo rodar, así llegarás a este punto de la carrera en condiciones y te resultará más familiar con tal de saber cómo será el recorrido a partir de ese momento.

Si logras hacer todo esto, ¡la carrera será tuya!

 

Relacionados: