Home Noticias Eventos ¿Qué le pasa al 1500 español?
Eventos - Noticias - domingo, 17-08-2014

¿Qué le pasa al 1500 español?

Es la pregunta que muchos se hacen, ¿que le pasa al 1500 español?, ¿Donde esta la herencia de los Abascal-González- Cacho? Los milleros que hicieron grande esta prueba en España durante los ochenta y noventa y que luego, entrado el Siglo XXI, tuvo su continuidad con Reyes Estévez, Arturo Casado o Manuel Olmedo, un grupo en el que me incluyo y que a pesar del boom del atletismo africano, supo mantener el tipo en esta distancia.

Luego vino la decadencia, con una ausencia casi total de buenos resultados en el 1500, santo y seña del atletismo español, junto con la marcha y el maratón.

Está claro que es complicado tener una generación tan brillante como hemos tenido años atrás, cuando  el atletismo era un deporte más mediático, las marcas comerciales se volcaban con los atletas, la cantera era abundante, había cientos de millas urbanas por todo el país donde los atletas promesas de enganchaban a este deporte. Los niños veían a sus ídolos en las calles, cerca de ellos y los imitaban. Lo digo con conocimiento de causa pues yo me enganché al atletismo con Cacho, cuando le vi correr  en la milla de Quintana del Pidió (Burgos). Pude estar con él, preguntarle por sus anécdotas después de su medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

Ahora, sin embargo, con este ciclo económico tan negativo que hemos sufrido, es más difícil que los atletas de élite compitan en condiciones. Al haber menos afición, los jóvenes, sobre todo en edad adolescente, no tienen esa información de nuestro deporté. Las marcas comerciales se van a las carreras de ruta. Los atletas de pista en algunos casos tienen que compaginar atletismo con trabajo y eso hace que el rendimiento no sea el necesario para destacar a nivel internacional. Además los atletas nacionales no suelen competir mucho en el extranjero, dadas las altas exigencias de las reuniones europeas.

Otro handicap importante en Europa son las nacionalizaciones interesadas de atletas, sobre todo  de corredores de origen africano, lo que ha elevado el nivel muchísimo. Esperemos que en un futuro próximo cuajen los nuevos talentos, que los hay, y los milleros españoles vuelvan a competir al máximo nivel,  recuperando la esencia de esta prueba que tantas alegrías y medallas a dado a este país.