La grandeza de los voluntarios

Reportajes
La grandeza de los voluntarios-59168
Siempre alerta, preparados para asistir a cada uno de los participantes

La grandeza de los voluntarios

Más sobre: 

Por el Martes, 17-03-2015 en

Vivir una maratón es una experiencia única, mágica. Quien ha preparado durante meses la carrera, ha sufrido los entrenamientos y ha renunciado a pequeños placeres por ella lo sabe. ¡Y repite! Es por eso, por su heroicidad, por su mística, que son muchas las personas que quieren formar parte de este gran evento

La Maratón de Barcelona 2015 la he vivido esta vez d euna forma un poco diferente: he tenido el placer de compartir unas horas extraordinarias con un grupo de gente extraordinaria: LOS VOLUNTARIOS.

Los ves llegar, algunos a las 6 de la mañana, con ese brillo en los ojos y ese nerviosismo exactamente idéntico al del corredor popular que va a correr. Se juntan en grupos, hablan, comentan, sonríen. Los más veteranos cuentan anécdotas y aleccionan a los más jóvenes; todos dispuestos a colaborar.

Los organizas en pequeños batallones: en este caso les tocaba el avituallamiento del km. 10, y se disponen a prepararlo todo para que no falte de nada. Bien uniformados, con el orgullo de saberse parte de este gran evento, se hacen la foto de familia antes de empezar. Un recuerdo más que llenará sus vidas.

Tic-tac, tic-tac. Todos en sus puestos. “¡Que llegan!” grita uno. “¡Empieza la marcha!” responde otro.

¡Si los pudierais ver! Todos alerta, preparados para asistir a cada uno de los 19.000 participantes,  para animar, jalear y atenderlos en esos 200 metros donde los corredores se van a sentir como en casa. Miles y miles de botellas transitando de unas manos a otras en un baile de locura. El ruido de la respiración, las pisadas en la calzada mojada y las frases de ánimo…

Y cerrando el coche del cronómetro, que indica el final de carrera, una mujer que apenas va un metro por delante. Es ahí donde un voluntario se acerca a ella y, con una botella en la mano le dice “tu si que tienes mérito”.

Voluntarios, mil gracias por vuestra ilusión y buen hacer.

Relacionados: