Motivaciones para correr: estrenar material

Reportajes
Motivaciones para correr: estrenar material-89110

Motivaciones para correr: estrenar material

Más sobre: 

Por el Miércoles, 03-08-2016 en

Es agosto. Y yo soy como una flor de primavera. De esas que están bien a 20 - 22 grados, ni más, ni menos. Fuera de este rango tengo frío o tengo calor. Y nada de medias tintas. Si tengo calor, tengo mucho calor. Muchísimo calor. Me aso. No lo soporto. Odio el calor. Es agosto. 30 húmedos grados. Deducción: estoy achicharradita.

Otra característica que marca mi persona y, por ende, mi rutina diaria, es que soy de biorritmos madrugadores; no me importa madrugar y, de hecho, cuando más activa estoy física y mentalmente es a primera hora. Por la tarde-noche , en cambio, suelo estar bajo mínimos; ya no soy persona.  Por lo tanto, entreno a las 6 de la mañana, en plenitud de facultades y con temperatura más que agradable, en verano.

Estas dos primeras semanas de agosto tengo jornada intensiva y entro a trabajar a las 7h. Muy guay. Tarde libre. Pero…. ¿cuándo entreno? Tengo un dilema enorme y hasta ahora no he dado con la solución. De momento, sólo le he puesto un parche… El lunes opté por un entreno de alta intensidad con electroestimulación, de esos que en 25-30 minutos te dejan bien arregladito. El martes me desperté al alba, pero pensé “niña, sigue durmiendo, que tras 6 noches sin pegar ojo, buena falta te hace, y esta tarde sales a rodar”. Claro, en la cama, medio dormida, es muy fácil caer en la tentación y elegir seguir entre los brazos de Morfeo versus salir a correr! Y yo caí.

Y yo sé lo que pasa; me tiro cada minuto del día autosugestionándome para salir a entrenar y en paralelo, buscando excusas para no hacerlo. Creo que iba por la excusa número 85 ú 86: odio el calor, 87: hace calor; 88: hace mucho calor; 89: hace demasiado calor….

Entonces he lanzado un llamamiento a mis amigos de la comunidad runner: unos salen por Montcada (yo estoy en la zona diametralmente opuesta), otros ya han salido, otros están sin hijos, cuál novietes, y aprovechan hasta el último momento de tiempo libre para salir a tomar algo, cenar… En fin, que llego a la excusa 90: tengo que ir sola, qué palo…
Pero, de repente, me llueve la motivación del cielo! Es 2 de agosto. ¿Seguro? ¿No es hoy 6 de enero?
Un regalo. O mejor, un regalazo!!! Gracias a una colaboración (¡estupenda, por cierto!), la marca Skechers me ha hecho llegar un paquete. Sabéis las películas “typical Spanish” de los años 50, donde se veían esos paquetes de comida del pueblo, con sus chorizos, sus quesos, sus mantecas, sus hogazas de kilo…  que nada más verlo ya estabas babeando? Pues igual, pero en versión “material running”. Y para muestra, un botón. Ah, no, que es todo sin costuras ni botones! Pues, para muestra, una foto.

Con semejante pack estoy deseando salir! Bueno, el cortavientos mejor lo dejo para más adelante... ¿No os pasa que cuando tenéis material por estrenar estáis súper motivados?  Las 90 excusas se han desmoronado como un castillo de naipes! Tic tac tic tac…. Esperando que pasen las horas y, con ellas, el calor, para salir a rodar y estrenar shorts, camiseta y una de las zapas. Aún no sé por cuál decantarme: si las Forza, con más amortiguación y estabilidad, o las Ride 5, más ligeras. Pito pito colorito, dónde vas tú tan bonito….

Y hablando de bonito, el ojo también quiere su parte, y mis pupilas están extasiadas. Han dado en el clavo con los colores!!! Uy, estoy viendo que tendré que dosificar tanta cantidad de motivación y estrenar una prenda al día y quizás así logre superar el percal de los horarios y el calor de esta primera mitad de agosto.

En breve, cuando haya probado todo, ya os contaré qué tal!

De momento, podéis ver el vídeo que hicieron mis compis de running.es

 

 

 

 

 

Relacionados: