¿Por qué correr en Jerusalén?

Reportajes
¿Por qué correr en Jerusalén?-145739
Una ciudad turística para recorrer con tus zapatillas

¿Por qué correr en Jerusalén?

El próximo 15 de marzo se disputa el Jerusalem Winner Marathon, un evento para que los runners disfruten pero que también se lleva a cabo en una ciudad que merece la pena visitar

Más sobre: 

Por el Jueves, 28-02-2019 en

Irse de viaje es algo inherente en nuestra sociedad. Pillar un avión e irse a la otra punta del mundo o algo más cerca, es algo que cuando llegan nuestras vacaciones, la mayoría de nosotros tiene ganas de hacer. Porque las vacaciones están para eso. Para viajar, evadirse unos días de la rutina y la monotonía del trabajo y disfrutar de ello.

Para disfrutar de un país que no sea el tuyo, no es necesario que sean unas vacaciones muy largas. Puede ser en un fin de semana que disfrutes de una carrera, como por ejemplo el fin de semana del Jerusalem Winner Marathon. Así que, si el próximo 15 de marzo corres alguna de las carreras de este evento por la ciudad israelí, te ofrecemos un poco de guía turística de una ciudad que merece la pena visitar, porque, el recorrido pasa por cantidad de lugares interesantes. Desde catedrales y lugares religiosos, hasta lugares históricos menos conocidos pasando por museos y lugares emblemáticos. Os mostramos algunos de ellos

La Ciudad Vieja

La parte más histórica de la ciudad de Jerusalén. Dividida en cuatro barrios: cristiano, musulmán, judío y armenio. Todos ellos muy distintos entre sí.

El barrio musulmán es el más grande y el más caótico.

El barrio armenio es el más pequeño. El Patriarcado -la residencia del Patriarca- ocupa la mayor parte del Barrio Armenio. También podemos encontrar la Catedral de Santiago.

En el barrio cristiano está la Iglesia del Santo Sepulcro, uno de los lugares más sagrados para el cristianismo.

Y por último, el barrio judío es un espacio de calma y tranquilidad, la parte más limpia y cuidada de la Ciudad Vieja.

Catedrales y religión

La ciudad de Jerusalén, también se conoce como la ciudad Santa. Seas o no creyente, tienes que visitarla por su crisol de religiones que la hace única e imprescindible para visitar. Entre los monumentos y lugares religiosos más emblemáticos encontramos El Muro de las Lamentaciones o también conocido como Western Wall.

Es el lugar más sagrado para los judíos. Es lo que queda del Templo de Jerusalén. Los hombres deberán llevar kipá -si no tienes, te prestan kipás a la entrada- y en el caso de las mujeres, deberán llevar tapados hombros, brazos hasta el codo y piernas hasta por debajo de la rodilla.

También tenemos la Vía de la Dolorosa, que es el camino del Via Crucis que realizó Jesús con la cruz en su espalda hasta el Gólgota, lugar donde fue crucificado.

Por último, otro lugar para los cristianos, como el Santo Sepulcro. El principal templo del cristianismo, pues según los Evangelios, de trata del lugar donde se produjo la Crucifixión, se ubicó su tumba, y donde tuvo lugar la resurrección de Cristo.

Estos tres son solo algunos de los lugares religiosos más representativos de la Ciudad Santa, pero además tienes una larga lista: la Iglesia de Santa María Magdalena, El Parque Arqueológico de Jerusalén, el Monasterio de Notre Dame, la Iglesia de Sant James o la Gran Sinagoga.

Museos

Destaca el Museo de Israel, una de las mayores instituciones culturales y clasificado entre los museos principales mundiales de arte y arqueología. Fundado en 1965, el museo alberga colecciones enciclopédicas, incluyendo obras desde la prehistoria hasta el día de hoy, en sus Alas de arqueología, bellas artes y arte y vida judíos que ofrecen la colección arqueológica más extensiva de la Biblia y de la Tierra Santa en el mundo

Un repaso por la historia de la Biblia con el museo Tierras de la Biblia. Este museo explora la cultura de los pueblos mencionados en la Biblia, entre ellos los antiguos egipcios, cananeos, filisteos, arameos, los hititas, elamitas, los fenicios y persas.

La galería principal muestra cientos de documentos antiguos, ídolos, monedas, estatuas, armas, alfarería y sellos. El museo también expone modelos a escala de lugares antiguos de Jerusalén, un ziggurat de Ur y las pirámides de Giza.

El Museo de la Historia del Holocausto combina lo mejor de la especialización y los recursos de Yad Vashem con exhibiciones dotadas de las técnicas más modernas, para hacer posible la conmemoración del Holocausto con medios propios del siglo XXI. Con una superficie de 4.200m cuadrados, en su mayoría subterráneos.

Museo de Arte Islámico un interesante museo se abrió al público en 1974 con la intención de ofrecer en Israel todo lo relacionado con el arte islámico. Ofrece una gran variedad de piezas como pinturas, esculturas y también una colección de relojes antiguos

Monumentos históricos

9/11 Memorial Monument se encuentra en una pequeña montaña en el valle de Arazim de Ramot, Jerusalén.

La plaza, de algo más de 20.000 metros cuadrados, con poco más de 9 metros de altura, fue construida para recordar y honrar a las víctimas de los ataques del 11 de septiembre en los Estados Unidos. Su construcción terminó el 12 de noviembre de 2009.

Presenta una pieza de metal tomada de las Torres Gemelas originales donadas por la ciudad de Nueva York, simboliza la conexión especial entre las dos naciones. Es el único monumento fuera de los EE. UU. que enumera los nombres de las casi 3.000 víctimas.

Knesset Menorah Monument, situado a la entrada de la Knesset (Parlamento israelí) se trata de un candelabro de 7 brazos de 5 metros de altura esculpido en bronce y narra diferentes pasajes de la historia del pueblo judío.

La tumba de la Hija del Faraón, también conocido como Monolito de Silwan, la tumba de la Hija del Faraón es una construcción cúbica situada en Silwan, un emplazamiento arqueológico

Itinerarios recomendados

Otra cosa que se debe hacer en una visita a la ciudad de Jerusalén es coger alguno de los itinerarios recomendados en los que visitarás zonas importantes e interesantes. Entre itinerarios tenemos el que se realiza por la Reserva Natural de Lifta, un lugar en el que se encuentran todavía 55 casas en pie pero sin ningún habitante, ya que los 2.250 palestinos fueron expulsados durante el período de guerra que dio origen a Israel.

También tenemos la Reserva Natural de Sataf, que era una aldea palestina en el subdistrito de Jerusalén despoblada durante la guerra árabe-israelí de 1948. Ubicado a 10km al oeste de Jerusalén, con el valle de Sorek al este.

El barrio de Mishkenot es otro de los lugares por los que pasear y ver. Es un barrio judío construido al este de la Ciudad Vieja y fue el primer asentamiento judío más allá de las murallas de la ciudad vieja cuando fue construido en 1860.

Otro barrio es el de 'Yemin Moshe', al oeste de la Ciudad Vieja que fue fundado a finales del siglo 19 para ayudar a elevar las condiciones de hacinamiento en el casco antiguo de la ciudad en aquellos tiempos. El Bloomfield Garden y el pequeño pueblo mishkenot shaananim, así como el Molino y la Familia de Montefiore la tumba de Herodes.

Todos estos atractivos y muchos más son los que te ofrece la ciudad de Jerusalén, para disfrutar en cualquier época del año y, sobretodo, si corres el próximo 15 de marzo uno de sus eventos.

Si quieres más información sobre lugares para visitar, comer u otros en Jerusalén, entra en www.itraveljerusalem.com

 

Relacionados: