Home Material Review Mizuno Wave Ultima 9
Material - Zapatillas - miércoles, 24-01-2018

Review Mizuno Wave Ultima 9

La firma japonesa Mizuno nos trae la última evolución de una de las zapatillas estrella de su catálogo. Las Mizuno Wave Ultima 9, un modelo de zapatillas para entrenamientos que son cómodas, reactivas y amortiguadas.

Se trata de una zapatilla que edición tras edición se ha abierto camino para ser considerada una de las mejores de su categoría, y cuya última actualización viene cargada de mejoras para dar un salto de calidad respecto a sus predecesoras.

Un diseño más moderno que su predecesora rompiendo con la líneade la marca. Desgraciadamente estamos acostumbrados a dejarnos llevar por la apariencia, dejando en segundo plano otros aspectos más determinantes como las tecnologías, el confort, el ajuste, la calidad y/o el precio. Si prestamos atención a estos ítems, las Ultima 9 son una gran apuesta.

A simple vista vemos que estamos frente una versión con muchas más innovaciones que en su versión anterior, con la que se limitaron a seguir una línea más continuista, tras los grandes cambios y apuestas ganadoras que introdujeron en su sexta y séptima versión.

Con un upper muy renovado, presenta tres tipos de mesh de diferente densidad mucho más finos, maleables y transpirables que contrastan con su escasa impermeabilidad, aportando distintos niveles de sujeción (dependiendo de la zona) y una excelente evacuación del exceso de temperatura interior, gracias a su tecnología Mizuno Intercool y a la porosidad de la malla. Un upper con colores llamativos como el fluor del logo Runbird y los cordones, con azules en collar y lengüeta, sobre un impoluto y agradecido mesh blanco pero muy sufrido –blanco solo el primer día- y de apariencia degradada.

Durante la prueba no hemos sufrido problemas por exceso de calor, gestionando a la perfección la transpirabilidad y manteniendo nuestros pies frescos y ventilados.

El nuevo diseño del Airmesh gana en ligereza la pierden con incorporación de nuevos refuerzos de piel sintética cosidos en la zona del talón y contrafuerte, unidos a los ya presentes en la zona de la puntera, ojetera y zona del mediopié.

El mediopié nos ofrece un gran ajuste, estructura y estabilidad incluso para corredores con pies estrechos gracias a una ojetera muy reforzada -6 ojales más el adicional- por donde circulan unos cordones redondos, gruesos y semielásticos que no oprimen la zona del empeine en pies anchos, unida al logotipo de Mizuno y a unas tiras que nacen en el cuarto ojal para acabar en la zona del talón.

Siguen sin apostar por la introducción de termosellados, ya que consideran que la colocación estratégica de estos refuerzos en zonas de mayor exigencia o alto estrés, permiten ofrecer mayor ajuste, protección y alta durabilidad durante nuestra carrera.

El sistema Dynamotion Fit, una acolchada aunque corta lengüeta, un amplio contrafuerte y un excelente collar consiguen envolver y sujetar a la perfección nuestro pie, tanto en la zona del mediopié como del retropié. En el mediopié obtenemos mayor libertad de movimiento gracias a su airmesh menos restrictivo y a una mayor amplitud de la horma (tanto en anchura como en altura) que permite el uso de plantillas personalizadas y amplía el abanico de usuarios a runners de pies anchos.

La mediasuela está fabricada con dos componentes muy ligeros que facilitan el retorno de energía y una transición más fluida y suave, adaptándose a las particularidades de cada corredor. Predomina el compuesto U4iC repartido en toda la mediasuela con la incorporación de una cuña de U4iCX en el talón, justo debajo del Wave para aumentar la amortiguación y comodidad sin perder reactividad además de un revestimiento de U4iCX en la zona plantar, justo debajo de la plantilla para ganar en confort consiguiendo una amortiguación más agradable, sin llegar a ser demasiado blanda.

Pero la novedad más exitosa la encontramos en la incorporación de la tecnología Cloud Wave en la mediasuela mejorando en amortiguación, estabilidad, respuesta y suavidad de la pisada.

Podemos decir que el éxito de esta mediasuela reside en la combinación y equilibrio de: amortiguación, respuesta y estabilidad y durabilidad.

La suela

La suela de la Ultima 9 ha sido remodelada para aumentar su estabilidad y adherencia. Gana en estabilidad en toda la transición de la pisada gracias a una mayor amplitud de la horma ofreciendo una mayor base de apoyo.

Una ranura de flexión longitudinal y un taqueado más amplio y bien estructurado en 4 zonas, ofrece mayor apoyo en la parte interna. Presenta tres grandes ranuras de flexión transversales para darle mayor reactividad a la suela y en la zona media queda al descubierto el Wave que junto a la forma de herradura del talón posibilita que puedan quedar albergadas piedras en su interior.

Fabricada con el X10, en color azul, de alta resistencia a la abrasión en la zona del talón, y el BlownRubber, en rojo, más blandito en la zona de mediopié y antepié para mayor confort y agarre, nos ofrece agarre tanto en seco como en mojado. Una apuesta de Mizuno por la versatilidad al intentar satisfacer al máximo número de usuarios.

Por el contrario la suela es algo ruidosa, propiciada por su grosor, dureza y anatomía, que la convierten en una zapatilla para la batalla: estable, neutra, cómoda, amortiguada, ligera y con capacidad para rodar kilómetros y kilómetros a ritmos medios sin preocuparnos del desgaste.

Conclusiones

Versatilidad y comodidad. Así son las Mizuno Wave Ultima 9, una zapatilla que cuentan con un drop de 12mm y unas alturas propias de una zapatilla de entrenamiento para ser utilizada por muchos corredores. Con un peso en báscula de 330gr en talla 11US es mucho más ligera de lo que nos tienen acostumbrados la gran mayoría de zapatillas de su misma gama y prestaciones. Para un perfil de corredor de peso medio-elevado (entre 70-80kg) con pisada neutra o ligera pronación muy indicada para rodajes largos a ritmos medios (por encima de 4’30”/km).

Si quieres más info de las Mizuno Wave Ultima 9, CLICA AQUÍ