fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

Review Saucony Endorphin Shift 3: la amortiguación como prioridad

 

Tras las pruebas de la Saucony Endorphin Speed 3 y la Saucony Endorphin PRO 3, ahora toca el turno de la tercera zapatilla de la saga Endorphin. Nos referimos a la Saucony Endorphin Shift 3, la zapatilla de entrenamiento diario. Se trata de una zapatilla que estéticamente se parece a sus hermanas, pero esconde ciertos cambios que la hace para un tipo de público y objetivos distintos. Una zapatilla hecha para corredores de peso elevado que busquen reactividad, comodidad y la máxima amortiguación en una zapatilla para usar en cada uno de los rodajes de entre semana y preparada para la media y larga distancia.

Un modelo que, al igual que sus hermanas, es sostenible y respetuoso con el medio ambiente, pues cuenta con materiales reciclados y sin procedencia animal.

Upper

El upper de la Saucony Endorphin Shift 3 se compone de una malla ligera y transpirable muy similar al de sus hermanas de gama pero con ciertas particularidades. Dicha malla es muy perforada, con agujeros claramente visibles y termosellados laterales tanto en la cara interna como en la externa. Encontramos que la lengüeta, bastante fina, está cosida a la malla pero no en su capa externa. Como podemos observar en las imágenes, está cosida a una especie de calcetín interior que deja mayor libertad a la malla a la vez que nos asegura un mayor ajuste a nuestro pie. Se trata del FORMFIT, que es más profundo que en su versión anterior para ofrecer una mayor sujeción del pie.

El collar de la Saucony Endorphin Shift 3 es amplio, con poco grosor y está muy bien acabado. La parte trasera se eleva más que el resto, protegiendo el talón de Aquiles y con la zona superior aterciopelada para mejorar la comodidad. Cuenta con un refuerzo rígido en el talón, justo encima de la mediasuela, que nos proporcionará una mayor estabilidad del talón.

Además, en materia de upper aunque se encuentra fuera de la malla, Saucony ha añadido su particular espuma PWRRUN+ en la plantilla con el objetivo de ofrecer sensaciones de mayor amortiguación combinando dicha tecnología con la espuma PWRRUN de la mediasuela.

Mediasuela

No podemos evitar tirar de comparaciones en este apartado. Y es que la Saucony Endorphin Shift 3, a diferencia de la Speed 3 y la PRO 3, no cuenta ni con placa de nailon ni con placa de carbono en su mediasuela. En resumidas cuentas, no contiene ninguna placa que nos ofrezca una mayor reactividad, pero tal y como hemos dicho, la Endorhpin Shift 3 tampoco lo busca. Es una zapatilla fabricada para ofrecer la máxima amortiguación.

Para conseguir tal nivel de amortiguación cuenta con la espuma PWRRUN a la que se ha incrementado sus perfiles en 2mm de altura. Ahora presenta 35mm en la puntera y 39mm en el talón. Eso se traduce en mayor cantidad de espuma que será capaz de ofrecer una mayor amortiguación con la que correremos más cómodamente. Podemos observar de qué espuma se trata gracias a la inserción del nombre por encima del refuerzo del talón.

Sin placa pero si con la tecnología SPEEDROLL propia de Saucony, esa que da forma de balancín al conjunto para ayudarnos en el impulso y que, en combinación con la espuma PWRRUN, son suficientes para aportar un extra de dinamismo a la zapatilla que nos permitirá correr fácil y con menos esfuerzo durante más kilómetros.

Suela

Si miramos la suela de la Saucony Endorphin Shift 3 pocos cambios notaremos respecto a su predecesora. El caucho y su composición sigue siendo la misma. Por el contrario, hay ciertos aspectos diferenciadores, como su diseño y la disposición de la goma.

Saucony sigue incorporando el caucho estratégicamente en las zonas que sufren mayor desgaste, evitando cubrir la suela por completo con el objetivo de no añadir gramos de peso extra a la zapatilla. Esta goma se encuentra en casi todo el perímetro exterior de la zapatilla así como en una “isleta” en la cara interna del talón.

El taqueado está moldeado en la espuma PWRRUN de la mediasuela en aquellas zonas en las que no encontramos goma y sobre la propia goma. Presenta un patrón de tacos direccionales en la puntera con franjas longitudinales sobre la goma en la zona de los metatarsos así como en la isleta del talón. El resto es totalmente plana, junto con la hendidura en la zona central.

Como viene siendo tradición y con los buenos resultados que la avalan, Saucony usa la goma XT-900 en la suela para aquellas zonas en las que la espuma PWRRUN debe protegerse más debido a su desgaste. Así, conseguimos que, gracias a esta goma, prolonguemos la durabilidad y el buen rendimiento de la zapatilla a la vez que no añadimos peso extra al conjunto.

Sensaciones con las Saucony Endorphin Shift 3

Si algo se nota nada más calzarte las Saucony Endorphin Shift 3 es su amortiguación. La cantidad de espuma en la mediasuela te eleva, literalmente. Esto también es el presagio de que cuando empecemos a correr con ellas tendremos la sensación de ir bien amortiguados. El objetivo principal de estas zapatillas. La maxi amortiguación. La plantilla con espuma PWRRUN+ también aumenta dicha sensación.

Otro aspecto destacable es el ajuste ceñido a nuestro pie, gracias al sistema FORMFIT, que nos ofrece una sensación de comodidad y confianza con la zapatilla. La lengüeta, cosida interiormente a esa especie de calcetín, ayuda mucho a poder apretarnos los cordones sin tener una sensación molesta de opresión a pesar de que la lengüeta es bastante fina. La entrada del pie al interior del botín es fácil, pues el collar es amplio, sin elementos rugosos y con la parte posterior más elevada para facilitar el proceso.

¡En marcha con las Saucony Endorphin Shift 3!

Empezamos a correr con las Saucony Endorphin Shift 3. No es la zapatilla más reactiva de la gama Endorphin, para ello tenemos la PRO 3, pero ni falta que le hace. Tiene tal cantidad de espuma que es como si pisáramos nubes. Tiene suficiente estabilidad como para no “flambear” ni entrar en el terreno de riesgo de lesiones por culpa de desplazamientos laterales de nuestros tobillos. Y tampoco creemos que para pesos más elevados lo tenga. Seguro que éstos últimos también aprovecharán más la amortiguación.

Además, con la geometría de balancín gracias a la tecnología SPEEDROLL que presentan las Saucony Endorphin Shift 3 podremos hacer más kilómetros con menos esfuerzo gracias a que el propio ritmo de carrera nos impulsa hacia delante aunque talonemos más de la cuenta.

En cuanto a la suela, con la goma XT-900 se agarra en casi cualquier tipo de superficie. Solamente hemos notado algún extraño que en terreno algo húmedo, aunque podría ser por culpa del tipo de pavimento, más tipo pista de baloncesto que asfalto. En asfalto no tenemos ningún comentario que ponga en duda su agarre. Una advertencia: cuidado con las piedras que se puedan incrustar en la franja. Si cambias de terreno durante tus tiradas, procura no pisar demasiadas piedras.

Conclusiones

La Saucony Endorphin Shift 3 es la zapatilla de máxima amortiguación de la casa americana por excelencia. Un modelo que sigue presentando esa estética maximalista con una gran altura en la mediasuela debido a la cantidad de espuma que en ella encontramos con el claro objetivo de ser fiel a sus ediciones predecesoras. Una zapatilla que nos permitirá correr cómodamente con el paso de los kilómetros y bien protegidos.

Si eres un corredor con pisada neutra que quiere unas zapatillas para entrenamiento diario con las que evitar lastimarte y no sufrir en exceso, que se prepara para media y larga distancia a ritmos entre 4’30 y 5’30 minutos/km y requieres de mucha amortiguación, sin duda alguna las Saucony Endorphin Shift 3 tienen que estar en tu armario.

Ficha técnica de las Saucony Endorphin Shift 3

Tipo de zapatilla: Entrenamiento asfalto

Precio: 160€ (en la web oficial de Saucony)

Peso: 266g (H) / 229g (M)

Drop: 4mm (35mm puntera y 39mm talón)

Recomendación RUNNING.es:

Perfil de corredor: Peso elevado

Tipo de pisada: Pisada neutra

Distancias: Media y larga distancia

Ritmo: 4’30”-5’30”/km

Terreno: Asfalto y pavimento duro

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1