Home Club Running Review Saucony Peregrine 7
Club Running - lunes, 08-01-2018

Review Saucony Peregrine 7

Con la nueva temporada de trailrunning en sus inicios, todas las marcas dedicadas a este segmento del running hacen sus últimas aportaciones para que podamos renovar nuestro armario en materia de lo que más nos preocupa a los corredores de montaña: las zapatillas. No podía ser menos, la marca fundada en Pennsilvania, EUA, lanza su último modelo para 2018. Este se trata de las Saucony Peregrine, unas zapatillas de trail para corredores rápidos con una excelente adherencia gracias a su suela PWRTRAC.

Hace unos meses os trajimos el análisis de su hermana mayor, la Xodus ISO 2, unas zapatillas más pesadas y con más amortiguación, ideal para corredores que buscan hacer mayores distancias en sus entrenamientos y/o carreras con la última tecnología de la que disponían. Ahora le toca el turno a las Peregrine, a la que han otorgado numerosas novedades, como en el upper.

Pero no todo son novedades en el modelo de la firma americana, pues han conservado aquello que ya funcionaba, como la mediasuela EVERUN o la suela de fabricación propia PWRTRAC que tan buen agarre ofrecía.

Primeras impresiones

Abrimos la caja y nos encontramos con unas zapatillas en color verde entre fluorescente y verde césped y negro, que, aunque para mi gusto no son unos colores demasiado acertados para este modelo –si tenemos en cuenta el color azul que es espectacular- todo se ve recompensado por la agradable sensación de sujeción al cazártelas. Una gran comodidad, gracias a su flexibilidad y a una horma suficiente ancha, nos invade por completo y nos depara que vamos a disfrutar de ellas en terreno montañoso y por los caminos más singulares. Además de otra de sus cualidades, la ligereza.

Se muestran unas zapatillas dóciles, que nos proporcionarán agarre en situaciones difíciles y en largos descensos, además de ser unas zapatillas ágiles para solucionar el problema que ningún corredor quiere notar en sus pies cuando lleva muchos kilómetros: el peso.

El upper

Un upper que ha recibido importantes cambios y mejoras respecto a la sexta edición de las zapatillas. Menos costuras y más elementos termosellados de TPU destacan el diseño de este, unos termosellados que ayudan a proteger más nuestro pie, además de reducir los posibles roces mientras las usamos. En la puntera destaca un TPU, como protección de los dedos frente a golpes que podamos darnos con piedras o raíces.

Si nos fijamos en el talón, ahora tiene un acolchado más grueso en el collar para mayor sensación de sujeción del conjunto a nuestro pie, además de incorporar un elemento reflectante por encima de la mediasuela.

En los laterales nos encontramos con otra de las novedades. Un exoesqueleto de poliuretano termoplástico (TPU) que sirve como unión del sistema de cordaje con la mediasuela, con tal de ofrecer mayor regulación en el apartado de sujeción a través de los cordones.

El único punto desfavorable lo encontramos en la transpirabilidad. Por culpa de los elementos termosellados el pie no respira tan eficazmente como en la pasada edición, pero es algo que se tiene que pagar a favor de la comodidad.

La suela

¿Qué podemos decir de la suela PWRTRAC? Una suela de fabricación propia de la marca americana… funcionó muy bien en la anterior edición de las Peregrine, y sigue funcionando muy bien en esta séptima edición. Fabricada con la premisa de ofrecer agarre en los momentos más complicados y situaciones más difíciles durante cualquier carrera o entrenamiento, se basa en unos tacos con forma hexagonal y una longitud de  5 milímetros en la parte central de la misma pero con dimensiones variables a lo largo y ancho de toda la suela para fomentar el agarre en distintas ocasiones. Eso sí, unos tacos repartidos a lo largo de toda la suela de una forma uniforme aunque bien diferenciando la zona del talón para obtener tracción y la parte delantera para favorecer la transición de zancada, con unos tacos orientados para cada finalidad.

Una suela flexible que nos ayuda al movimiento natural en la zancada gracias a los espacios entre tacos de la zona delantera de la zapatilla pero que implica cierta desprotección al dejar a la vista la placa protectora de imitación a carbono de la media suela.

Pero lo importante es que como resultado obtenemos una suela que se agarra en cualquier tipo de terreno y en cualquier condición del mismo, ya esté seco como húmedo. Tracción en los momentos en los que la necesitamos y agarre en aquellas bajadas complicadas que sería fácil ir al suelo.

La mediasuela

Fabricada con EVA y una parte de la tecnología EVERUN en el talón, sigue ofreciendo una alta dosis de amortiguación, principal objetivo de este compuesto. Cuentan con un drop de 4mm -17,5mm de altura en la parte delantera y 21,5mm en la trasera-, dando como resultado unas zapatillas estables para corredores que requieren de poco drop imitando al natural running.

Son unas zapatillas que nos sorprenden por su comodidad y su ligereza al paso de los kilómetros –aunque rondan los 285 gramos en talla 43,5EU- pero que ya sea en descensos como en subidas con excelentes. Más en contacto con la suela, tal y cómo comentábamos, dispone de una base protectora de imitación carbono pero fabricada en nylon, que proporciona un apoyo más firme, aunque también implica dejar al descubierto ciertas partes de la planta que nos pueda llevar a que se nos incrusten piedras.

En definitiva, la mediasuela proporciona una gran flexibilidad general de toda la zapatilla con una excelente amortiguación.

Conclusiones

Las nuevas Saucony Peregrine 7 se tratan de unas zapatillas para corredores de pisada neutra, ligeros y con buena técnica. Unas zapatillas polivalentes que responderán muy bien en cualquier tipo de terreno y condición, aptas para distancia maratón e incluso kilometrajes mayores.

Las Saucony Peregrine 7 ya se encuentran a la venta en tu tienda de deportes más cercana.