Home Noticias Actualidad Rusia, sancionada cuatro años en competiciones internacionales
Actualidad - lunes, 09-12-2019

Rusia, sancionada cuatro años en competiciones internacionales

Los atletas rusos no podrán competir con su bandera en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, ni en los Mundiales de Eugene (2021) y Budapest (2023)

Rusia, sancionada. Rusia sigue sin cumplir sus deberes en la lucha contra el dopaje y volverá a pagar caro por ello. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha decidido excluir a Rusia de todas las competiciones deportivas internacionales durante cuatro años. La causa de ello es la falsificación de los datos de los controles de deportistas rusos entregados a la AMA, según declaró un portavoz tras el comité ejecutivo celebrado esta mañana en Lausanne. La decisión fue tomada por unanimidad por los 12 miembros del comité ejecutivo.

Por lo que se refiere al atletismo, esta medida afecta especialmente a los Juegos Olímpicos del próximo año en Japón (las pruebas de pista se celebran en Tokio, y el maratón y la marcha, en Sapporo) y a los próximos mundiales de atletismo, que se disputarán en Eugene (2021) y Budapest (2023). Tampoco podrá participar en los Juegos Olímpicos de Invierno Pekín 2022, Mundial de Qatar 2022 o los Juegos Paralímpicos…

Los que demuestren estar limpios, con bandera neutral

Tras la notícia de Rusia sancionada, no obstante, los atletas que demuestren que están limpios podrán competir bajo bandera neutral. Esto ya ocurrió, por ejemplo, con Sergey Shubenkov y Maria Kuchina, campeones del mundo en 110 metros vallas y salto de altura, respectivamente, que fueron autorizados a competir en el Mundial de Londres 2017 bajo bandera neutral. En cualquier caso, llueve sobre mojado, ya que la IAAF prohíbe a Rusia competir como nación en atletismo desde 2015.

La decisión de la AMA puede ser recurrida en un plazo de 21 días ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). Lo difícilmente entendible es que Rusia pueda participar en la Eurocopa 2020 de fútbol, donde además cuenta con una de las sedes en San Petersburgo. El pretexto es que no se trata de un evento universal.