5 cambios saludables que marcan la diferencia

Salud
5 cambios saludables que marcan la diferencia-137939
Pequeñas modificaciones para obtener un gran resultado

5 cambios saludables que marcan la diferencia

Comer más veces durante el día pero menos cantidad, realizar un desayuno con alto contenido en fibra y hábitos más higiénicos como dormir con las zapatillas lejos, te ayudarán a marcar la diferencia

Más sobre: 

Por el Lunes, 22-01-2018 en

Aunque no lo creamos posible, los pequeños cambios que somos capaces de hacer en nuestra vida diaria pueden comportar grandes consecuencias positivas para el organismo. A continuación te mostramos 6 de estos cambios que no et supondrán ningún esfuerzo extra pero que te llevarán a obtener un estilo de vida más saludable.

1 Un desayuno con alto contenido en fibra

Tomar un tazón de cereales rico en fibra junto con un yogur rico en proteínas –como el yogur griego- a primera hora de la mañana puede llevarte a mantenerte lejos de la nevera o de la despensa durante más tiempo gracias al efecto saciante de la fibra. Si le añades frambuesas o fresas también conseguirás antioxidantes beneficiosos para el organismo y para los deportistas.

2 Caminar regularmente

No hay nada más saludable que andar para estar sano. Y esto los médicos lo saben estupendamente, de ahí que recomienden caminar regularmente sea cual sea la edad. Y para caminar no necesitas ir al gimnasio porque con pasear a un ritmo alegre por la calle ya es más que suficiente. Tampoco es necesario que hagas una distancia maratón para mantenerte en forma y estar sano.

3 Márcate el timming del día

Entre el trabajo, los deberes familiares, hacer la compra, limpiar la casa y otras tareas que ocupan gran parte de las horas del día –dejando de lado las horas laborales-, nuestro día se puede volver un poco caótico y como resultado no hacemos nada de los que deberíamos hacer. No encontramos un momento para hacer deporte, no encontramos un rato para divertirnos, no encontramos un rato para socializarnos y, lo más importante, es que no encontramos un rato para alimentarnos bien y recurrimos a la comida basura. Es mejor hacerse unos horarios de comidas para respetarlos –siempre que se pueda- y así tener alternativas saludables para comer.

4 Come más veces pero menos cantidad

¿Cuántas veces hemos escuchado que para mantener nuestro peso es mejor hacer 5 comidas al día y no 3? Seguramente muchos ya lo hacéis pero no se trata de comer 5 veces al día la misma cantidad en cada comida que como si hicieras 3. Se trata de repartir en 5 comidas la cantidad total de comida que ingieres durante el día con 3 comidas. Si tienes que ingerir un total de 1800 calorías al día, en lugar de 3 comidas de 600, mejor 5 comidas de 350 calorías. El cuerpo funciona más eficientemente y disminuimos los hinchazones y facilitamos el trabajo  del sistema digestivo.

5 Añade frutos secos a tus platos

En lugar de tomar frutos secos como tentempié también puedes añadir los frutos secos, como nueces, pasas, pistachos, almendras, avellanas a tus platos. Y no solo a las ensaladas o al yogur. Unas lentejas con unas pocas pasas para darle el toque dulce o el arroz con pipas de calabaza para ponerle algo crujiente te ayudarán a llegar a la dosis diaria recomendada de proteínas, fibra, vitaminas y grasas insaturadas.

 

Relacionados: