Correr ayuda a mantenerte joven

Salud
Correr ayuda a mantenerte joven-53725
Tiene muchos más beneficios que caminar

Correr ayuda a mantenerte joven

Más sobre: 

Por el Miércoles, 10-12-2014 en

Correr ayuda a mantenerse joven, caminar mucho menos según un estudio realizado a personas mayores por investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder y la Universidad Estatal de Humboldt. 

Por todos es sabido que caminar es saludable y recomendable para la gente mayor. Ayuda a disminuir las probabilidades de adquirir enfermedades del corazón o diabetes, entre otras. Pero, según este estudio publicado en el NYTimes, los investigadores han descubierto que con la edad, la habilidad de caminar disminuye. La gente mayor que prima salir a caminar suele caminar más lentamente y con más dificultad con el paso de los años y se fatiga más fácilmente. Empiezan a gastar más energía por cada paso que dan, lo que provoca que se muevan con más dificultad y se cansen más.

Así que los investigadores de este estudio empezaron a preguntarse si esta lenta decadencia del físico de las personas mayores era inevitable o si podía ser más lento o revertido con otros tipos de ejercicios, particularmente con el running. 

Los científicos reunieron a 30 hombres y mujeres de entre 65 y 75 años. El estudio empezó con 15 de los voluntarios que caminaron al menos tres veces a la semana durante 30 minutos o más. Los otros 15 corrieron también por 30 minutos o más. El ritmo de los corredores variaba entre ellos, pero la mayoría iban a una velocidad suave.

Los investigadores convocaron después a todos los voluntarios al laboratorio de locomoción de la Universidad de Colorado y cada uno de los corredores y caminadores hicieron tres sesiones breves caminando en tres diferentes ritmos, cada uno más veloz, en cintas. Las cintas (tapices rodantes) estaban diseñadas para averiguar cómo los voluntarios pisaban el suelo con los pies, con el fin de evaluar su biomecánica. Estos también llevaban máscaras para medir los datos sobre el oxígeno que respiraban que los investigadores usaron para determinar su economía básica al caminar.

Después de estas pruebas se demostró que los corredores eran mejores y más eficientes caminadores que los propios caminadores. Necesitaban menos energía para caminar que los que solo caminaban regularmente.

Los que caminaban, por otra parte, tuvieron casi la misma eficiencia andando que las personas sedentarias de su edad. En efecto, caminar practicamente no previene a las personas de perder su habilidad para andar con facilidad.

Pero había algo diferente. Los investigadores especularon con que esta diferencia residía en las células de los músculos de los voluntarios. “El ejercicio aeróbico intenso o prolongado, como el running, es conocido por incrementar el número de mitocondrias dentro de las células musculares”, dijo Justus Ortega, ahora profesor asociado de kinesiología en la Universidad Humboldt, que es quien lideró el estudio. “La mitocondria ayuda a proveer energía a esas células. Así, a más mitocondria, más lejos y con menor esfuerzo la gente podría caminar”, dijo.

“Además los corredores coordinaban mejor sus músculos que los andadores”, dijo el Dr. Ortega, significa que se usan menos músculos para contraer durante el movimiento, lo que resulta que se necesita menos energía.

“Pero sea cual sea la razón, correr definitivamente mitiga la disminución de la economía al andar que se produce con la edad”, explicava el Dr Ortega. Un resultado que tiene implicaciones más allá de su laboratorio de fisiología. “Si la gente siente facilidad al moverse, entonces tiende a moverse más, mejorando su salud y mejorando sus vidas durante el proceso”.

Aún así nunca es tarde para empezar a cuidarse, “la buena noticia para la gente que no suele correr es que puedes comenzar a hacerlo a la edad que quieras y obtener beneficios”, dijo el Dr Ortega, “algunos de nuestros voluntarios no empezaron a correr hasta que llegaron a los 60 años”, afirmó.

Y correr en sí hasta a veces no sería necesario. “Cualquier actividad física probablemente te haga ser una máquina más eficiente”, dijo el Dr Ortega. Así que quizás considerar aumentar el ritmo durante un minuto más o menos durante tu siguiente caminata, aunque tu corazón lata más fuerte y te duela un poco; aligera, y luego vuelve a subir el ritmo. Ganarás tiempo al caminar y potenciales décadas en la edad biológica de tu cuerpo. 

Relacionados: