Los dermatólogos alertan sobre los efectos negativos del dopaje en la piel y de la importancia de cuidarla para prevenir lesiones

Salud
Los dermatólogos alertan sobre los efectos negativos del dopaje en la piel y de la importancia de cuidarla para prevenir lesiones-148338
El dopaje no es solo hacer trampas en el deporte, puede afectar tanto tu salud interior como exterior provocando acné, estrías, ginecomastia o alopecia, según lo presentado en el 47º Congreso de la AEDV

Los dermatólogos alertan sobre los efectos negativos del dopaje en la piel y de la importancia de cuidarla para prevenir lesiones

Más sobre: 

Por el Jueves, 20-06-2019 en

Aunque parezca mentira, los deportistas sufrimos más problemas de piel de lo que nos pensamos. El sol, el material utilizado o la contaminación son aspectos que influyen en gran medida en la aparición de estos. Durante la 47ª edición del Congreso Nacional de Dermatología y Venereología celebrado en Barcelona durante los días 5 al 8 de junio, se abordaron algunos temas como las dermatosis ocasionadas por el deporte y lesiones cutáneas provocadas por el dopaje. Durante el evento, los doctores Vicente García-Patos Briones, del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona y Salvio Serrano Ortega, profesor de la Universidad de Granada incidieron en la importancia de involucrar al dermatólogo en el cuidado de la piel de los deportistas tanto en la prevención como sus beneficios. Lesiones cutáneas como la dermatitis son más comunes de lo que nos pensamos y se pueden evitar si cuidamos de nuestro órgano más grande.

Detección del dopaje a través de la piel

El tema del dopaje no sólo está relacionado con deportistas profesionales sino también con personas que practican el deporte de forma amateurs. Según la información proporcionada por la Dra. Gloria Aparicio Español durante la conferencia, la sustancia más empleada son los esteroides anabolizantes y sobre todo por parte de hombres, de hecho, es hasta tres veces mayor que en mujeres. El uso de los esteroides se emplea para mejorar y potenciar la masa muscular, sin considerar algunos de sus efectos adversos como disfunción sexual, enfermedades cardiovasculares, psiquiátricas y hepáticas, además de causar problemas en la piel. “Existen estudios observacionales que sugieren que un importante porcentaje de consumidores presentarán efectos secundarios dermatológicos como el acné en un 45% de los casos, estrías en un 35%, ginecomastia en un 34% y alopecia y/o hirsutismo en un 10% de los casos” indicaba la especialista, “ante pacientes deportistas que presenten estas dermatosis, los dermatólogos debemos tener en cuenta la posibilidad de dopaje”.

Relación entre la piel y deporte

El Dr. Serrano Ortega, coordinador del simposio realizado en junio, destacaba la importancia de cuidar la piel en la práctica deportiva ya que “la piel es nuestro órgano más externo y como tal, la frontera entre el medio ambiente y el interior del organismo; por ello, la relación entre dermatólogo y deportista es clave dado que la piel se expone a múltiples agresiones que pueden lesionarla con sus consiguientes molestias y disminución o pérdida de rendimiento”.

La relación entre la práctica deportiva y ciertas patologías cutáneas es complicada y no siempre fácilmente detectable. La piel del deportista sufre más de lo que pensamos, y bastante más que otras personas ya que estamos más expuestos a muchos factores externos como el sol, el viento o la contaminación pudiendo generar diferentes lesiones dermatológicas, que no siempre se pueden identificar en un primer momento. Las condiciones varían, pero sobre todo destacó la importancia del lugar y la situación, que según la Dra. Esther Serra-Baldrich (Hospital Santa Creu i Sant Pau de Barcelona) sobretodo en lo referente a los nuevos alérgenos que están apareciendo. Esta destacó que las causas más habituales de las dermatitis alérgicas se dan por contacto con medios acuáticos y con el uso de ciertos equipamientos como gafas o gorros, sobre todo causados por el uso de algunos productos que contienen compuestos como la acetofenona.

Los cambios de temperatura, también pueden derivar en diversas patologías. Una climatología muy fría podría provocar la congelación y la urticaria frigore mientras que el calor y el sol, la urticaria colinérgica y el riesgo de cáncer cutáneo.

Además de los contaminantes directos, también incidieron en el problema que supone la contaminación al inhalar compuestos que afecten tanto la calidad de nuestros órganos internos como externos.

Asimismo, la práctica deportiva puede afectar de otras maneras, que muchos hemos sufrido, más directas y frecuentes. Ampollas por rozamiento, uñas rotas/encañadas/negras, hematomas, etc. Son algunos ejemplos de traumatismos cutáneos que sufrimos todos los corredores en algún momento, aunque también encontramos casos de infecciones como son el pie del atleta, hongos o levaduras, o micosis de los espacios interdigitales de los pies. Destacados por la dermatóloga. Dejando de lado los pies y una lesión que encontramos sobre todo en hombres,  “pezón de corredor”, una inflamación dolorosa que puede derivar en sangrados frecuentes.

Sabiendo las consecuencias y teniendo en cuenta que son aspectos que pueden prevenirse, recomendamos que todo corredor o deportista incluya como parte de sus pilares en la práctica el cuidado de la piel y visite periodicamente un dermatólogo.

 

Relacionados: