Home Noticias El atletismo más peculiar: curiosidades de nuestra historia (4)
Noticias - Reportajes - jueves, 27-08-2020

El atletismo más peculiar: curiosidades de nuestra historia (4)

Sandra Myers, la mejor velocista española de la historia que da clases en un conservatorio

Este domingo 30 agosto se cumplen 30 años de uno de los récords más antiguos de nuestro atletismo. El de los 200 metros femeninos, firmado en el Europeo de Split (1990) por Sandra Myers. Tres décadas después, esta española nacida en Kansas sigue sentando cátedra en nuestro país, aunque en una disciplina totalmente diferente.

Que Sandra Myers es la mejor velocista española de todos los tiempos no ofrece ninguna duda. Todas las plusmarcas nacionales femeninas de velocidad llevan su firma, pese a que han pasado tres décadas. Al aire libre 100 metros (11.06, 1991), 200 (22.38, 1990) y 400 (49.67, 1991) y en pista cubierta: 60 metros (7.31, en 1989), 200 (23.53, en 1996) y 400 (51.89, 1991). Por si fuera poco, en longitud saltó 6,68 indoor y 6,60 al aire libre, también récord nacional en su día, aunque luego fueron batidos.

Nacida en Little River (Kansas, EEUU) en 1961, y forjada en la prestigiosa universidad de UCLA, una lesión y las ganas de cambiar de aires la llevaron a España en 1985, donde se sintió muy a gusto desde el primer momento. Conoció en una clínica al que sería su marido, el entrenador Javier Echarri, donde ambos se recuperaban de sendas operaciones. Se nacionalizó en 1987 y se convirtió en la reina de la velocidad y la longitud, haciendo añicos los registros anteriores y logrando marcas que aún perviven.

Pionera en España

Sandra fue pionera en nuestro país. Se colgó la primera medalla femenina española en un Mundial de Atletismo (Tokio 1991), en 400 metros. Y fue precursora en el entrenamiento de pesas en España. «No se llevaba mucho entonces, me criticaron por esto, pero yo lo traía de Estados Unidos, donde era habitual porque para hacer velocidad debes tener fuerza». Barcelona ‘92 debían ser sus Juegos, pero un inoportuno y grave problema en el tendón de Aquiles se cruzó en su carrera. En el peor momento posible.

Supo encarrilar su vida hacia su gran otra pasión, la música. Catedrática de Musicología, da clases en el Conservatorio Superior de Música de Navarra después de hacerlo durante muchos años en Salamanca. También tuvo su etapa como política, ya que fue concejala en Salamanca y diputada regional en Madrid por el Partido Popular. Una mujer abierta a los cambios, pionera y que supo reinventarse en diversas ocasiones. Este domingo se cumplen tres décadas de uno de los récords más antiguos del atletismo español.