Home Material Saucony Guide 9: la prueba
Material - Zapatillas - martes, 22-12-2015

Saucony Guide 9: la prueba

Recibir una caja de zapatillas siempre despierta ilusión. Siempre. Las hayas comprado, te las hayan regalado o cedido para probar. Y más cuando la abres y aparecen, en mi caso me ocurre, unas zapatillas en su variante de colores más llamativos: amarillo, verde, naranja y negro. En este caso, las nuevas Saucony Guide 9 con la novedosa tecnología EVERUN. Pueden resultar un pelín cantonas para aquellos a los que les gusta pasar desapercibidos, pero para todos los demás -yo me incluyo- son una combinación de colores excelente para que te vean. Soy de los que opinan que si haces deporte y más si corres, cuanto más colorido vayas, mejor, así te verán bien en condiciones de poca luz. Uno de los aspectos que me llamaron la atención en comparación con el anterior modelo es el diseño, algo más racing, con un upper no tan elevado ni tan prominente, todo ello con menos costuras y con la malla FlexFilm que incorpora, para aumentar la transpiración. El segundo aspecto que todos aquellos que os la compréis podréis identificar es la desaparación de la banda PowerGrid a favor de Everun, algo que os contaremos más adelante. Después de analizarlas en la mano y darle vueltas y más vueltas, observándolas por todos lados, ¡tocó calzárselas!

Perdón, no me he presentado. Soy un corredor de 60 kilos de peso, con 174 centímetros de altura y con una pisada más bien neutra, tirando levemente hacia la pronación. He competido en distancia de 10k en asfalto, alguna tirada larga en entrenamientos de hasta 20kms, pero no he probado ni media maratón ni nada mayor en el terreno duro. Mi mejor marca en los 10.000m es un  36’19”. En los entrenamientos con series de 800m estoy alrededor de los 2’30” y 3 minutos en 1000m. Vaya, nada extraordinario. A parte de correr por asfalto también lo hago por montaña, por eso de vivir en un pueblo pequeño rodeado de monte y caminos… 

En un primer instante las noté bastante duras, aunque esa sensación despareció ya en el primer rodaje. pronto esa sensación de dureza había desaparecido por completo. Y es que tenemos delante unas zapatillas realmente cómodas y que además incorpora el Everun que Saucony ofrecerá en algunos de sus nuevos modelos y que se implantan en la novena edición de las Guide, y en las Triumph ISO 2, los primeros lanzamientos del 2016.

Y qué es el Everun, esta palabra que parece mágica y que nos tiene un poco desconcertados? Pues se trata de una revolucionaria tecnología de la marca americana que se encuentra en el topsole, como lo denominan ellos, la parte más cercana al pie. Según la marca aporta la misma amortiguación durante toda la carrera, desde el primer kilómetro hasta los que te dispongas a hacer. Hemos probado las zapatillas durante varias tiradas de entre 12 y 18 kilómetros a un ritmo medio de 4’15” y la verdad es que la amortiguación se notó constante, sin notar los kilómetros recorridos.

El Everun aporta dos beneficios clave. El primero es que disminuye los picos de presión propios de la adaptabilidad del pie al terreno por efecto de la amortiguación al hacer el impacto contra el suelo en cada zancada. Todo se ve reducido gracias a la repartición de fuerzas por toda la planta del pie, en todo lo que cubre el Everun. El segundo es la absorción del impacto en la zona del talón y por lo tanto, donde se produce la zona de aterrizaje, tres veces más efectivo que el EVA estándar. Además retorna al corredor un gran porcentaje de la energía absorbida por el impacto para así aguantar en condiciones durante toda la carrera sin notar una disminución de rendimiento por el aumento de la temperatura de los mateiales. 

Entre las principales características de la Guide 9 podemos encontrar una reducción de peso frente a su predecesora, siendo la edición más ligera hasta la fecha jamás construida por la marca americana. Gracias a haber utilizado todas estas tecnologías, la Guide 9 en talla de hombre 9 USA consigue un peso en báscula de 275 gramos (las anteriores pesaban 281 gramos…). Esta diferencia en la práctica podría ser prácticamente inapreciable, pero la reestructuración que le proporciona el Everun hace que se note un poco más de ligereza. También podemos encontrar en la mediasuela el  SSL EVA (Saucony Super Light EVA), una capa que cuenta con una doble densidad para poder controlar la sobre pronaciónaumentar el rebote y la impulsión del pie en las zancadas y mejorar la durabilidad sin sacrificar el peso.

En la suela podemos encontrar otra de las nuevas tecnologías que se incorporan para la colección de 2016, el Tri-Flex. Se trata de una capa colocada en la suela que permite un mayor dinamismo en cada movimiento gracias a la flexibilidad adicional que ofrece. Además, en las Guide 9, que cuenta con un drop de 8mm, teniendo una altura en el talón de 27mm y unos 19mm en la zona del metatarso, se utilizan los dos compuestos ya habituales de la marca para la suela dura y los tacos, como son: por un lado el IBR+, un compuesto de caucho un 33% más ligero que el convencional que garantiza una mayor sensación del tipo de terreno así como las irregularidades que nos podamos encontrar  pero sin perder amortiguación. Y por otro lado el XT900, una suela de carbono con gran tracción que a pesar de ofrecer esta característica no pierde en durabilidad. Con la de kilómetros que hemos hecho para la prueba no presentan ningún símbolo aparente de desgaste.