PUBLICIDAD Billboard

Saucony Ride 15: la prueba

Hace poco más de un mes tuvimos la oportunidad de asistir al evento de presentación de las nuevas Saucony Ride 15. Uno de los modelos de entrenamiento por excelencia de la marca norteamericana que llega con un look renovado y con los cambios que buscamos todos los corredores en la actualización de una zapatilla: más amortiguación, más suavidad, y lo más importante, más ligereza. Novedades que encontraremos en todas las partes de las zapatillas que hacen que sea un 18% más amortiguada y un 5% más reactiva.

PUBLICIDAD Content_1

Esta clásica rodadora pesa unos 37 gramos menos que su modelo anterior, mucho más ligeras que otras zapatillas de entrenamiento a las que estamos acostumbradxs a probar. Incluso más ligeras que algunos modelos con placa de carbono u otros destinados a la competición. Pero, eso si, sin sacrificar la amortiguación ni la protección del corredor. Saucony ha sabido jugar sus bazas correctamente y presentarnos estas nuevas Ride 15 con las que no tenemos dudas que la mayoría de corredores de pisada neutra disfrutarán con ellas. Nosotras desde el primer momento que las vimos, supimos que íbamos a disfrutar con ellas.

Vamos a hablaros más al detalle de cada uno de los cambios que nos propone ese año Saucony.

Upper

Empezamos por la parte del upper donde Saucony ha decidido apostar fuerte y ofrecernos una malla 100% reciclada. Algunos igual se asustarán al escuchar esto, pero no lo hagáis porque se mantiene igual de transpirable y cómoda que siempre. No diríamos que es la zapatilla con el upper más ligero del mercado, pero es muy correcto. Su fuerte es la comodidad. Desde el primer momento que introduces el pie pensarás «he elegido bien». Todo su cuello es acolchado, aunque si es cierto que en la parte trasera ofrece algo más de rigidez para proteger mejor al talón y mantener el pie en su sitio.

PUBLICIDAD Content_2

En la parte delantera, el upper dispone de muchos agujeros de ventilación que también encontramos a los lados junto al refuerzo que presenta el logo de la marca. En la parte trasera, encontramos algo más de estructura como ya habíamos indicado antes para asegurar que el pie no baila dentro de la zapatilla. Por cierto, si eres de los que no desata los cordones y mete el pie directamente, te recomendamos que no lo hagas porque esta mala costumbre acabará arruinando esta estructura trasera.

Para ayudarnos a introducir el pie con mayor facilidad encontramos un «pull tag» sobre la acolchada lengüeta y una tira en la parte de atrás. El material empleado para esta tira es el mismo que encontraremos en la zona de los ojales, en el penúltimo agujero, que servirá para adaptar mejor la sujeción del pie al gusto del corredor. Un ajuste adaptable que agradecerás.

Finalmente, la plantilla extraíble. Hemos dudado mucho si mencionarla en este apartado o en el siguiente, ya que además de la tecnología FORMFIT que ayuda a mejorar nuestro ajuste más que nunca, viene también con novedades.

PUBLICIDAD Content_3

Mediasuela

Vale, ahora si. Saucony ha pensado en acercar más el sistema de amortiguación de la zapatilla al pie del corredor y es por esto que ahora encontramos el PWRRUN+ en la plantilla interior. 3mm de PWRRUN+ para ser exactos que nos servirán de ayuda para amortiguar desde más cerca el impacto recibido al correr.

Además del PWRRUN en la plantilla, Saucony mantiene en el resto de la mediasuela su característico y tan popular PWRRUN, aunque reformulado. El nuevo PWRRUN ofrece una amortiguación más suave y es más ligero para que corramos más cómodos aún. Ojo, hemos dicho más suave, pero no blanda, de hecho no es una espuma blanda, sino que permite que el movimiento del pie hacia delante, arriba y abajo sea más suave. Y también es algo más reactivo, un 5% más según nos indica la marca y se nota. Esta tecnología junto al PWRRUN+ de la plantilla serán los encargados de amortiguar la pisada y devolverla con más agilidad.

En comparación con el modelo anterior, las Saucony Ride 14, se notan más reactivas sin duda y esto lo apreciamos cuando hacemos series u otro tipo de entrenamientos que requieran de cambios de ritmo. Por la calle o incluso en interior en cinta.

PUBLICIDAD Content_4

Si miramos la zapatilla desde arriba e incluso de frente, veremos que la base de la zapatilla, de la parte inferior de la mediasuela es más ancha para estabilizar un poco más la pisada. Dispone también de un nuevo biselado en la parte del talón y de un antepie diseñado para impulsarnos hacia delante con facilidad. Esta nueva geometría de la mediasuela permite que el pie se mueva con cierto control, no decimos que ayude a controlar la estabilidad, pero si que la pisada sea más segura y que vuelva al aire el pie con más facilidad.

Para acabar esta parte, indicaros que mantienen el mismo drop de 8 mm aunque si es cierto que en aumenta la cantidad de espuma de la mediasuela y es algo más maximalista que en su edición anterior.

Suela

La suela también cambia. Cambia su diseño por completo y la goma que emplea Saucony es la XT900. El dibujo de la suela era antes más flechado, ahora es algo más fino y con una «única flecha» que nos dirige hacia delante.

Al mirarlas con más detalle seguro que te darás cuenta de la amplitud de esta suela delantera de la que hablamos anteriormente. Más superficie para agarrar la suela al suelo, aunque como zapatilla de asfalto el objetivo no sea tanto esto, si que la hemos probado sobre mojado y funciona bien. En la parte trasera encontramos bastante menos goma XT900 ya que el corredor que las usará probablemente no pise tanto en esta zona de la zapatilla y por eso Saucony ha preferido reservarse y reforzar las zonas más importantes.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

En cuanto a durabilidad, bien. De momento, solo hemos detectado algo de desgaste en la parte delantera donde no encontramos de la goma mencionada, posiblemente porque con la acumulación de kilómetros pronamos un poco.

Conclusiones

Sinceramente, queremos felicitar el trabajo de Saucony y de sus desarrolladores porque es difícil mejorar un modelo que ya funciona y presentar tantos cambios. Han sabido escuchar a los usuarios y plasmar en estas nuevas Ride 15 lo que todos buscamos en unas rodadoras. Comodidad, ligereza y amortiguación. Los cambios y las combinaciones en las tecnologías en la mediasuela ayudan a correr de forma más agradable, sin mucho esfuerzo.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Con ellas sumar kilómetros es mucho más fácil, incluso durante los meses de calor que tanto cuesta salir a la calle a correr y que tenemos que buscar esas horas de menos luz para no sufrir mucho. Si nos preguntan qué zapatillas recomendamos para rodar y entrenar, sin duda incluiremos estas Ride 15 entre nuestras favoritas.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Por cierto, los que os guste la Ride, pero busquéis una zapatilla con más estabilidad, Saucony nos propone las Saucony Guide 15.

Especificaciones técnicas de las Saucony Ride 15

 

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Recomendación RUNNING.es:

  • Perfil de corredor: Neutro de peso medio-alto
  • Ritmos: >4:45/km
  • Distancias: hasta maratón

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8