Home Noticias Actualidad Sexo y maratón: la primera vez
Actualidad - Noticias - lunes, 02-11-2015

Sexo y maratón: la primera vez

Sexo y maratón. Maratón y sexo. Para todo tenemos una primera vez. Son dos temas que hablando de la primera vez tienen muchísimas similitudes. Son prácticamente idénticos. Me explico.

Ambas cosas puedes hacerlas en solitario, pero la cosa mejora una barbaridad cuando lo haces en compañía. Del sexo poco tengo que explicaros de cómo fue vuestro primer orgasmo (teniendo en cuenta que yo no estaba allí y vosotros si). Pero no me negaréis que correr solo 42km y 195 metros por un descampado poco tiene que ver con la orgásmica sensación de hacerlo con 15000 personas a tu alrededor al lado de la Sagrada Familia de Gaudí. Que sepamos Woody Allen no corre maratones pero sobre el sexo tenia opinión muy clara: “El sexo entre dos personas es una cosa hermosa; entre cinco es fantástico”. Pues con la maratón igual. Por favor no mezcléis ideas que os veo haciendo “el perrito” en la salida de cualquier maratón y os detienen por escándalo público.

Además, en ambas circunstancias estás pensando en ‘lo único’ todo el rato. Cuando digo todo el rato digo TODO EL RATO. Deseas que llegue el momento cuanto antes. Nervios, tensión, inseguridad… Has estado mucho tiempo pensando en ello. La presión es creciente. Necesitas que llegue ‘tu momento’ cuanto antes. Si has preparado un maratón sabes a qué me refiero: es monotema. Y si has preparado una cita con posible ‘final feliz’, también. ‘Lo único’ ocupa el 97% de tu cerebro dejando libre únicamente un 3% para función ‘acordarse de respirar’.

Otra similitud resulta de la experiencia de tu pareja. El resultado varía mucho si la compañía es experimentada. No es lo mismo correr un maratón rodeado de debutantes como tú que tener a tu lado a un/a corredor/a con muchos maratones a sus espaldas. Te trasmite seguridad. Él/ella ya sabe lo que va a pasar más o menos y te va a orientar mucho. Se sabe los ‘truquillos’. Imagínate en la parte de atrás de un Opel Corsa. Lo mismo.

Todos tus amigos que lo han probado ya en ambos casos te hablan maravillas. Eres el paria del grupo. Habrá bromitas al respecto y lo sabes. La mayoría te contaran que ha sido una experiencia maravillosa bla bla bla… Olvídate. La primera vez suele doler un poco y es más que probable que resulte un pequeño desastre. Eres un novato y pagarás la novatada. Pero lo compensara todo pasar ‘la línea de meta’. Ya me entendéis. Y permitidme una pequeña licencia para enfatizar… no se te va a olvidar en la PUTA VIDA. EN LA PUTA VIDA.

Ni a ti, ni a los que tienes alrededor. Porque en ambas circunstancias estás deseando contárselo a todos tus amigos con todo lujo de detalles. Y si puedes, al resto de la humanidad. Ya perteneces al club selecto de los que SÍ “lo han hecho”. Tienes “la mirada” del tigre. Y va a dar igual que sea la boda de tu hermana que el protagonista vas a ser tu. El único que no se va a enterar de nada es el abuelo pero porque se le olvido cargar el sonotone. Al resto se lo vas a contar a todos. A algunos si están bebidos aprovechas y se lo cuentas 2 veces.

Otra cosa en la que guardan paralelismo la primera vez en el sexo y en el maratón es que una vez terminas el primero estas deseando repetir. Ya tienes el veneno dentro. No hay nada que hacer. Terminas pasa un día o dos pero ya sientes necesidad. Te ha gustado tanto que hay que repetir. Y ojo que ahora sabes más. Piensas que si de pipiolo la experiencia global ha sido tan buena, esto solo puede mejorar. Una vez debutas procurarás hacerlo cada vez que tengas ocasión. Y a veces no será en las mejores condiciones pero quieres tu orgasmo, tu línea de meta.

La maratón es un largo coito que, a veces, solo a veces, termina en multi-orgamos. Por lo normal suele ser un misionero placentero y muchas veces lamentablemente ni se llega al orgasmo. Y esa incertidumbre ME PONE. ¿Y a ti?