Home Noticias Entrevistas «Tengo ganas de volver a hacer algo grande en Chamonix»
Entrevistas - Noticias - miércoles, 28-08-2019

«Tengo ganas de volver a hacer algo grande en Chamonix»

En este preciso instante, hace ya algunas horas que Jordi Gamito ha tomado la salida desde Courmayeur. En concreto, la salida de la TDS de la UTMB ha tenido lugar a las 4 de la madrugada. El corredor catalán es consciente que este año los focos van a seguirle más de cerca. No en vano, en la pasada edición logró un histórico tercer puesto en la UTMB. Decimos histórico porque por aquel entonces compaginaba su trabajo como albañil y su amor por el trail running. Esta temporada, centrado únicamente en la montaña, espera poder incluso mejorar ese podio en la hermana “pequeña” de la UTMB. Una TDS que este año viene cargada con más kilómetros y más desnivel.

“Ahora empieza mi temporada, creo que llego en el momento justo de forma y con muchas ganas”

-Vuelves a Chamonix, en este caso, para correr la TDS. ¿Cómo te encuentras físicamente? 

Físicamente, me encuentro muy bien. Creo que he hecho el trabajo que era necesario para llegar en condiciones a la línea de salida (sin ir más lejos, y observando sus publicaciones recientes en Instagram, Jordi Gamito ha adelgazado casi 8 kilos desde el pasado mes de diciembre, cuando empezó la temporada). He tenido una pretemporada peculiar, un poco ajetreada, pero lo más importante es que creo que llego en el momento justo de forma y, lo más importante, con muchas ganas.  

-¿Todo lo que no sea pisar terreno de podio sería una decepción?  

No sería una decepción, pero sí intentaré salir a luchar por las primeras plazas, como hago siempre. A partir de aquí, veremos cómo transcurre la carrera. Intentaré disfrutar de la carrera desde el minuto 1 y, como creo que he hecho el trabajo requerido, si no me fallan las fuerzas, intentaré estar en las posiciones delanteras de la carrera. No sería una decepción no estar en el podio, pero tengo ganas de volver a hacer algo grande en Chamonix (admite, muy sincero, recordando su gran carrera de hace justo un año).

-¿Cuántas veces has rememorado tu entrada en Chamonix del pasado año, como tercero de la UTMB? 

Es una imagen que he visto y revivido en varias ocasiones, pero forma ya parte del pasado. Y el pasado es lo que nos hace ser como somos hoy en día, pero no podemos vivir del pasado y debemos tocar y vivir con los pies en el suelo. Hay que seguir trabajando, currando, como siempre he hecho. Para lo malo, pero también para lo bueno, es preciso saber pasar página cuando toca, en el momento preciso. Y en ello estamos, ahora mismo, aquí en Chamonix. Si no miramos hacia adelante y sólo vivimos del pasado, podemos quedarnos estancados.

-¿Hasta qué punto ha condicionado toda tu campaña esta carrera?  

Mi 3ª plaza en la pasada edición de la UTMB está claro que es la carrera de mi vida que más eco ha tenido, que más repercusión ha generado. Gracias a ello, pude dejar mi trabajo en el mundo de la construcción y centrarme de lleno en el mundo de la montaña. Aparte de esto, sigo con mi misma vida, con mis amigos, con mis ganas de seguir corriendo y hacerlo bien en cada competición en la que participo. Lo que más he notado es que, a nivel físico, voy más relajado, porque mi trabajo como albañil, no hace falta decirlo, también era muy exigente. Y no era fácil compaginar ambos mundos.

-¿Cuáles piensas que pueden ser los rivales más fuertes?

El rival más fuerte pienso que soy yo mismo (nos cuenta con una sonrisa de oreja a oreja). Soy yo mismo y mi cabeza, que se pueda girar en un momento determinado. A nivel de corredores, creo que Pablo Villa viene muy bien preparado y está muy fuerte. Pablo está compitiendo muy bien y muy rápido este año. Pere Aurell, Dmitry Mityaev, Ludovic Pommeret, Antoine Guillon, Tòfol Castañer… son corredores con mucha experiencia, con mucho bagaje y vienen con muchas ganas de hacerlo bien. Puede pasar de todo…

-Y más teniendo en cuenta que se trata de una carrera de 145 kilómetros y 9.100 metros de desnivel positivo

Así es, ha habido un cambio en la TDS que la hace más dura. Ya no son 120 kilómetros y 6.500 metros de desnivel positivo. Se trata de una carrera bastante más exigente. La carrera es más larga y, por lo tanto, puede haber muchas aventuras y muchas historias diferentes dentro de la misma competición. En mi caso, saldré a hacer mi carrera y ya veremos hasta dónde podemos llegar para recoger los frutos de todo el trabajo que hemos estado haciendo durante las últimas semanas. Sólo pido justicia y que gane el que mejor esté durante la prueba (y vuelve a sonreír).

-¿Cómo te ha cambiado la vida en el último año tras decidir dedicarte en cuerpo y alma al trail running y tomarte un respiro en tu trabajo como albañil?

Creo que no me ha cambiado demasiado. Mi vida ha sido más o menos igual, lo que sí he podido dedicarle bastantes más horas al entrenamiento y a la montaña. Los meses de enero y febrero fueron un poco duros, ya estuve lesionado, pero he sido capaz de reponerme. A día de hoy, lo que más deseo es seguir disfrutando de la montaña, porque si me lo tomo como un trabajo en el que debes fichar 10 horas no disfrutas y los resultados seguro que no son los esperados.

-¿Qué valoración de la temporada haces hasta ahora, justo antes de correr en la TDS? 

Tras mi lesión en el tobillo en la Western States (tuvo que abandonar a falta de tan sólo 20 millas y después de correr durante muchos kilómetros con dolor en esta zona del pie; “sólo me queda levantar la cabeza y hacer mejor las cosas”, dijo por aquel entonces), ahora empieza realmente mi temporada. Ha llegado el momento realmente decisivo para mí y creo que lo mejor aún está por llegar. He ganada algunas carreras hasta llegar aquí a Chamonix, pero no estaba al 100%. Ahora sí estoy a tope, he afinado mucho todo mi trabajo y espero que este miércoles se vea el fruto de todo el trabajo silencioso. 

-Le deseamos lo mejor al corredor natural de Sant Feliu de Guíxols, que desea volver a levantar los brazos al cruzar la meta de Chamonix y, tal y como hizo hace 365 días, dedicarle una gran carrera a su fallecido padre. “Una mirada al cielo antes de que empiece la próxima aventura, con ganas de mirar al cielo y sentirte cerca de nuevo” (rezaba su post de Instagram de hace tan sólo un par de días).