Home Material GPS TomTom Runner 2 Cardio + Music: prueba
GPS - Material - jueves, 03-12-2015

TomTom Runner 2 Cardio + Music: prueba

Nos ha llegado a Running.es el último artilugio de TomTom. El reloj multideportivo con GPS y pulsómetro que además cuenta con memoria de 3GB para música, el TomTom Runner 2 Cardio + Music. Es la segunda versión (CLICA AQUÍ para ver la prueba de la primera edición del TomTom Runner Cardio) de unos de los dispositivos que hizo más “entretenido” el deporte tanto al aire libre como indoor (también tiene la opción de entreno con rodillo o hasta en sala de fitness) y la música llega a tus oídos a través de una conexión Bluetooth del reloj a los auriculares. ¡Todo un lujo!

Diferencia a este reloj de la mayoría de la competencia la forma de medir las pulsaciones y en exclusiva los 3GB de capacidad para música que se reproducen vía bluetooth. El pulso no lo toma con una cinta de cardiofrecuencia que se coloca en la parte pectoral, si no que lo hace mediante unos sensores colocados en la correa que están en contacto con la piel, consiguiendo encontrar el pulso en las extremidades. Eso sí, no os dejéis holgura a la hora de atarlo porque el sensor fallará… pero tampoco cortéis la circulación hacia las manos…

El reloj, sin tener seleccionado ningún modo deportivo ni tener midiendo el pulso, ofrece ciertas características de interés, como el registro de la actividad diaria, en el que te registra los pasos, los minutos de actividad, la distancia recorrida, las calorías quemadas y hasta el análisis de sueño  mientras lo llevas puesto. Pero el diario no lo es todo, también te hace una proyección semanal de lo que llevas en estos tres aspectos.

En el modo deporte, más bien multideporte, podemos seleccionar hasta 7 deportes distintos según lo que queramos hacer (Cinta, Carrera, Ciclismo, Ciclismo en interior, Natación, Estilo libre y Gimnasio) y que te realiza un seguimiento de la frecuencia cardiaca, la velocidad, el ritmo, la distancia, las calorías quemadas y la duración sin hacer falta ningún accesorio extra, excepto en ciclismo, que si quieres obtener la cadencia necesitas un sensor. Y en modo gimnasio, a diferencia de los otros deportes, solo te mostrará la duración de las canciones, la frecuencia cardiaca y las calorías quemadas (¿para que necesitas GPS?). Si eres de aquellos corredores que compite consigo mismo intentado superar día tras día el tiempo hecho en un entreno, el reloj tiene un apartado de “Carrera” que te permite competir contigo mismo fijando un recorrido y tiempo a batir. Es una herramienta muy útil durante la pretemporada para poder cuantificar cuanto mejoras día tras día, y la definición de objetivos te ayudará a hacerlo posible.

Nosotros lo hemos probamos en varias sesciones de entrenamiento corriendo y también en BTT, para comparar el registro de GPS y aquí os dejamos un pequeño análisis de lo que nos pareció el “juguetito”.

– Diseño: A simple vista, el reloj parece uno cualquiera, a excepción del botón en la parte inferior de la pantalla que sirve para moverse por los distintos menús del reloj (utilizando los bordes móviles en las cuatro direcciones) como de localizador GPS (la parte estática que no se presiona). Tiene un aspecto muy a la película “Yo Robot” con formas redondeadas y contraste en los colores (si no os cogéis de color negro…). Queda muy futurista si vas por la calle, y la hora se ve perfectamente. Si no tienes un reloj para llevar en el día a día, este no te resultará indiferente.

– Pulsómetro: Tarda muy poco en encontrar el pulso si te lo has ajustado bien a la muñeca. El pulso aparece en la parte superior central de la pantalla antes de iniciar el ejercicio y cuando estás en medio de la actividad tan solo tienes que desplazarte con el botón arriba/abajo para encontrarlo. ¿Cómo toma las medidas? El resultado es bastante sorprendente. La fluctuación del pulso es inmediata, no tarda unos segundo en estabilizarse, si no que varía todo el tiempo, siempre y cuando no tengas el pulso constante. A mi parecer nio hace falta esta variación tan precisa a cada segundo. Por todo lo demás, comparándolo con pulsómetros de otras marcas con banda pectoral, el registro es idéntico. Y después del entreno, una vez conectas el reloj al ordenador, tienes multitud de datos sobre la frecuencia cardíaca, hasta entrenamiento por zonas de frecuencia.

– GPS: TomTom nos tiene acostumbrados a su buen funcionamiento de los dispositivo s GPS para vehículos y en el apartado deportivo no podía ser menos. El track del recorrido es excepcional, marcando en todo momento el lugar dónde te encuentras y por donde vas.  En la BTT, un deporte en el que vas muy rápido en bajadas (llegando a ir a media de 2’/km y velocidad de más de 45km/h), el resultado de la medición fue muy exacta. Y no sufráis por si tarda en localizar un satélite de la órbita para localizaros, porque lo hace realmente rápido. Utiliza el sistema GPS y el Glonass, un sistema ruso que se activa cuando hay interferencias con el sistema GPS americano.

– Música: Soy una persona a la que corriendo o haciendo deporte al aire libre no le gusta escuchar música y sólo lo he hecho en actividades indoor o paseando, pero había que probarlo. La primera duda que tuve fue sobre la conexión Bluetooth… que resultó funcionar perfectamente. La sincronización es muy rápida y precisa, siempre y cuando no estéis rodeados de gente con auriculares y dispositivos Bluetooth… El sonido es nítido, los graves y balances suenan adecuadamente, con la canción bien comprimida, y la capacidad de 3GB es más que suficiente para correr cada día sin repetir canciones en cada sesión.

– Batería: La duración puede variar dependiendo de que lleves puesto. Me explico: no es lo mismo tenerlo en actividad diaria que en GPS + Pulsómetro + Música… la diferencia es bastante drástica (de 3 semanas a 5h, respectivamente). Pero hasta para correr un maratón de asfalto seguro que la batería aguantará. Con una carrera de aproximadamente dos horas de BTT y luego una hora de running con el modo GPS y pulsómetro activado, la batería no bajó del 50%. 

– Análisis de datos: el dispositivo dispone de una APP para smartphones y de la aplicación web para poder analizar los entrenos y carreras con más calma frente al ordenador de casa.

 

Tanto la versión para smartphone como la versión para ordenador ofrecen lo mismo: separación de actividad en el menú, media y distancia de cada una de ellas, duración total de la actividad y si miras cada entreno realizado, podrás ver la distancia, duración, calorías quemadas, desnivel acumulado, ritmo medio y zancadas (en modo running) o cadencia (en ciclismo si dispones del sensor). Te hace un análisis muy detallado de la actividad, hasta te marca el kilómetro más rápido y el más lento, la altitud máxima conseguida y la mínima, el pico de pulsaciones a las que has llegado en el entreno, la velocidad, etc, y todo se ve reflejado sobre el mapa.

Y sobre lo que hemos dicho de las zonas cardíacas, te hace un gráfico muy interesante para que sepas cuánto tiempo has estado corriendo a determinadas pulsaciones y así poder evaluar mejor tu entrenamiento.

Un dato muy importante y curioso: después de finalizar la actividad, en el estado de pausa, esperando un minuto te hace una valoración de la recuperación que estás llevando basándose en las frecuencia cardíaca. Si quieres saber cómo recuperas espera antes de salir del todo de la actividad y podrás comprobarlo. La utilidad de esto… pues bien… te servirá para poder trabajar la potencia anaeróbica más profundamente y hacer las recuperaciones justas y necesarias en las series.

Si quieres ver las especificaciones completas, características y ver los colores disponibles, CLICA AQUÍ

El TomTom Runner 2 Cardio + Music tiene un precio de 249€. A la venta en tiendas de deporte y en www.tomtom.com/running.