Entrenar en montaña: mejorar disfrutando

Consejos
Entrenar en montaña: mejorar disfrutando-76
Naturaleza y sin la dictadura del crono

Entrenar en montaña: mejorar disfrutando

Correr por la montaña, un entrenamiento que te ayudará a mejorar mucho la fuerza-resistencia y otra manera de disfrutar del running.

Más sobre: 

Por el Jueves, 29-11-2012 en

En la rutina de los entrenamientos a veces es necesario olvidarnos un poco del reloj, del asfalto, de la pista y de los circuitos cerrados. En running.es te recomendamos que, de vez en cuando, una de tus tiradas largas del fin de semana la hagas por la montaña. Con ello conseguirás una notable mejora y además te llenarás de vida.

Lo ideal es hacer unos 20 kilómetros, pero no importa el tiempo que estemos, ni el ritmo que llevemos, hay que salir a disfrutar, eso sí, hay que tomar una serie de precauciones. Procuraremos ir equipados con una mochilita donde llevaremos, bebida, alguna barrita o gel y si puede ser un cortavientos (en la montaña siempre puede haber cambios de temperatura inesperados). Tenemos que ir bebiendo constantemente aunque no tengamos sed y a medio camino comernos alguna barrita para recargar energías. Siempre es mejor ir acompañado y, en cualquier caso, llevar un móvil encima por lo que pueda pasar. Al correr tenemos que intentar levantar las rodillas y prever siempre donde vamos a pisar, así  evitaremos tropezar con piedras, ramas o raices. En las zonas de bajada pronunciada, en vez de ir frenando mucho, lo cual castiga los cuádriceps bastante, hay que procurar combinar la carrera con algunos saltitos en ziga zaga e intentar llevar los brazos abiertos para mantener el equilibrio. Hay zapatillas específicas de trail que se agarran mucho mejor y serán más seguras que las que utilizamos normalmente para correr por asfalto.

En un entreno de estas características trabajarás la fuerza en las subidas y también los cambios de ritmo constantes, es prácticamente un fartlek. Trabajarás el cardio  con subidas y bajadas de tus pulsaciones en función del terreno por el que estés corriendo en cada momento. Además despejarás la mente disfrutando del paisaje y el esfuerzo será mucho más llevadero.  En líneas generales es una sesión muy completa a todos los niveles. Pero ojo que engancha, puede llegar a gustarte tanto que te pases al Trail-running, si es que no lo has hecho ya.

Relacionados: