Probamos las Brooks Cascadia 12

Trail
Probamos las Brooks Cascadia 12-124330
Las zapatillas de trail por excelencia de Brooks

Probamos las Brooks Cascadia 12

Las Brooks Cascadia 12 son unas zapatillas robustas, rígidas y con gran durabilidad

Más sobre: 

Por el Viernes, 20-10-2017 en

Mucho ha llovido desde las primera Cascadia de trail. La evolución en el calzado ha sido muy grande en los últimos años: termosellados, placas protectoras, taqueado específico, drops para todos los gustos, etc. En cambio estamos ante un concepto romántico de zapatilla de trail. La duodécima edición de las Cascadia no han evolucionado tanto en el concepto, aunque sí hay algunos cambios destacables en este modelo. Sus valores son la robustez, su rigidez y podemos intuir que también su durabilidad.

Primeras impresiones

Para mi, la primera impresión cuando me calzo unas zapatillas nuevas es bastante significativa, pudiendo entrever su carácter rápidamente. Y con las Caldera 12 noté una buena estabilidad, que es una zapatilla algo pesada, rígida y reactiva. Es una zapatilla estrecha sobretodo de metatarso hacia los dedos, pero tampoco es agobiante (no siendo ideal para pies anchos). Algo que puede ser favorable o un inconveniente (en función de lo que queramos priorizar) es lo aislados del terreno que vamos con ellas. Si preferimos sentir el terreno y tener un buen feedback propioceptivo, las Cascadia 12 no son la mejor opción. En cambio, si lo que anteponemos es la sensación de seguridad, de no recibir impactos de rocas o raíces en la planta del pie, y no tener que pensar mucho dónde pisamos, estas Brooks son una buena opción.

El upper

La puntera está bien reforzada y está remachada con un cosido que le otorga una buena protección contra impactos. Desde la media suela hasta la zona de la lengüeta (generosa) salen 2 cintas a las cuales van fijados los cordones. El concepto del diseño es parecido al de las Cascadia 11, pero estas cintas son de mayor tamaño y parecen más robustas. Este es un detalle importante, ya que en las 11 era un punto demasiado débil. Este punto de anclaje de los cordones es importante para sentir el pie bien sujeto dentro de la zapatilla. La transpirabilidad es correcta, pero no es un calzado para hacer tiradas largas en verano (en eso son mucho mejores la Caldera).

El talón es muy rígido y está reforzado por dos placas laterales, una a cada lado. Para muchos corredores esto es algo importante porque sienten que la zapatilla es más estable y rígida, aportando un extra de seguridad en superficies inestables. Dicha rigidez sería un detalle discutible por lo que se refiere a la mayor estabilidad o seguridad en la pisada, no obstante no abordaremos este tema y nos quedaremos con la sensación que cada uno pueda tener con un talón rígido.

La mediasuela

La mediasuela está hecha con el sistema de amortiguación DNA. Este sistema le confiere rigidez, reactividad pero también comodidad, sin tener esa sensación de “flotar” como tuvimos con las Caldera.

La suela

La suela ha evolucionado, pero conservan el sistema PIVOT de 4 contrafuertes, 2 en la parte media anterior y 2 en la media posterior de la suela. Este sistema le da mayor estabilidad a la pisada. El compuesto de goma de los tacos nuevos, ahora más profundos y alargados, es más bien duro lo que, a priori, le dará mayor durabilidad a la suela.

En marcha

Si bien es cierto que al calzarnos estas Cascadia notamos que son algo más pesadas que sus predecesoras. Pero en cuanto empezamos a impartir algo de ritmo por pista nos olvidamos de ello. Esto se debe a la reactividad de su suela. Evidentemente no están diseñadas para rodar muy rápido por un terreno llano y sin complicaciones técnicas, pero podemos ir bastante rápido con ellas. El apoyo es firme, neutro con algo de control de pronación y la transición de la pisada es rápida.

Subiendo tienen buena tracción y su generoso y renovado taqueado permite que avancemos sin  patinar en la mayoría de terrenos y en la mayoría de superficies. Cuando el terreno se inclina mucho en subida y se hace más técnico podemos encontrar que son algo inestables en la pisada, si lo que nos gusta es puntear y no caminar. El propio diseño de las Cascadia 12 -con una punta bastante estrecha- hace que podamos perder estabilidad en la pisada en subidas tipo kilómetros verticales.

Bajando por terrenos técnicos responden correctamente, aunque en giros muy pronunciados y en cambios de apoyo rápidos se muestran un poco lentas en su reacción. En la mayoría de superficies nos agarran muy bien al terreno, también en terreno mojado. Donde deberemos vigilar será en zonas de roca con humedad. La poca sensibilidad que tenemos en la pisada, el elevado perfil y un taco más bien duro, hace que tengamos que ser prudentes en este tipo de terreno.

Bajando por pista o camino se puede ir muy deprisa. Aquellos que les guste bajar a fondo por este tipo de terreno las van a disfrutar.

Conclusión

Si queremos unas zapatillas polivalentes y no nos importa que sean algo pesadas, las Brooks Cascadia 12 son una opción a tener muy en cuenta. Si además somos un corredor que está por encima de los 75kg, aún con mayor motivo. Pueden ser un todo en uno, con las que podemos hacer muchos kilómetros, por todo tipo de terreno y condiciones -dejando al margen las subidas tipo km vertical-. Su robustez hará de ellas una compañera infatigable.

Con un drop de 10mm y 355 gramos de peso, datos que corroboran que estamos ante un calzado opuesto al minimalismo, contundente y estéticamente inconfundible.

Las Brooks Cascadia 12 están a la venta en la propia página de la marca con un PVP de 140€.

Si quieres más información de las Cascadia 12, CLICA AQUÍ

 

 

Relacionados: