Probamos las Brooks Cascadia 14

Trail
Probamos las Brooks Cascadia 14-148540
El clásico de trailrunning de la firma americana llega más reforzado que nunca

Probamos las Brooks Cascadia 14

Más sobre: 

Por el Miércoles, 24-07-2019 en

Si algo le gusta a todo runner y/o trailrunner, es el estrenar zapatillas nuevas. Esperas con ansias ese momento de calzártelas y salir a hacer unos kilómetros con ellas. Primero las ves, después las tocas, las manipulas y hasta te las calzas antes de salir de casa para tener una primera impresión de ellas. Pues eso es lo que ha pasado con las nuevas Brooks Cascadia, las zapatillas estrella de la casa americana para la montaña que llegan a su decimocuarta edición.

Primeras impressiones

El diseño sigue en la línea de su predecesora: elegante y bonito. Observamos ciertas diferencias, sobre todo en tecnologías que buscan mejorar el modelo actual.

Parece una zapatilla pesada, pero nos damos cuenta de que engaña esa apariencia. De color bonito, atractivo para el monte, sufrido y listo para ponerse a prueba en cualquier terreno.

Cuenta con detalles en color fluor, que siempre son agradables de ver en el monte y que nos dejarán ser vistos con mayor facilidad.

Se trata de una zapatilla muy poco pesada, que dista de su primera impresión visual y muy muy cómoda, con unos acabados muy buenos en su interior, muy agradables al pie y que puede dejarnos elegir cualquier tipo de calcetín. Las lleves con lo que las lleves, cero roces, cero sensación de molestia y cero dolor o presión.

Upper

El upper de las nuevas Cascadia es mucho más elástico, más “natural” muy fácil de calzar y nada agresivo para el pie. Está fabricado con una malla realmente transpirable que facilita la entrada y salida de agua siendo mejor la evacuación de la humedad del pie en días de lluvia o días de rodajes por terrenos con bastante agua. Todo esto nos proporciona una comodidad que agradecen y mucho nuestros pies.

Una zapatilla bien reforzada por los laterales y, en menor medida, en la zona de la puntera. En esta última podría contar con algo más rígido ya que es la parte que se lleva más golpes y que precisa más protección para nuestros dedos, sobre todo si los descensos son rápidos, con piedra suelta o si simplemente estamos fatigados y nuestros pasos no son tan certeros.

La horma es tirando a ancha, ayudando a tener una mejor sensación de confort, suavidad y que tanto agradecemos en tiradas largas y días de intenso calor.

Del interior solo podemos decir que son un guante ya que no presenta costuras y su lengüeta es muy cómoda, sujetada de manera muy sutil a la zapatilla para que no se mueva una vez calzada y en su justa medida para poder apretar la zapatilla al gusto en función del día o del terreno sin presiones excesivas en el empeine. Además, cuenta con un pequeño bolsillo para guardar los cordones.

La zona de los ojales mantiene su forma asimétrica que facilita un buen ajuste al pie, más repartido a partes iguales.

En la parte posterior hay un tirador que facilitará que nos calcemos las zapatillas y un velcro bien disimulado para poder usar polainas y sujetarlas a la altura del talón, un talón muy bien reforzado y que sujeta algo mejor el pie que los modelos anteriores, aportando una mayor estabilidad a nuestra pisada.

Suela

La suela de la Cascadia 14 es totalmente renovada. Fabricada de un material que denominan “trailtack”, presenta unos tacos bien profundos y bien repartidos. Los delanteros están colocados para rodar rápido sin renunciar al agarre, mientras que los traseros se prestan a la retención. El agarre realmente bueno desde el primer momento en que sales a correr con ellas. Ayuda a que todo el conjunto va realmente bien. Todas las partes actúan en una misma dirección haciendo unas zapatillas ligeras, confortables, cómodas y sorprende la generosa reactividad de las mismas al dar los primeros pasos. En definitiva, una zapatilla muy estable, con muy buena amortiguación.

Responde perfectamente en terreno duro, cemento, asfalto, piedra, tierra prensada, muy bien en terreno con piedra suelta, césped, hierba pero sigue fallando un poco en roca redonda y, sobretodo, húmeda, aunque en los otros terrenos responde y agarra muy bien en mojado.

Mediasuela

Fabricada con el BioMoGo DNA propio de Brooks y con un drop de 8mm. Tiene 4 pivotes de estabilidad: 2 en la zona del talón y 2 más en la zona del antepié, visibles desde fuera, algo más pequeños que en el modelo anterior aportando una mayor amortiguación y manteniendo o mejorando la estabilidad. Estos pivotes funcionan como un estabilizador de suspensión, conectando con el terreno desigual para mantener el nivel de tus pies desde el impulso hasta la caída.

Rodando con ellas podemos disfrutar de una zapatilla muy agradable de llevar, sensación de ligereza, reactiva y estable tanto en subidas como bajadas, y que se deja llevar bien en ritmos rápidos bajando.

Rodando con las Cascadia 14

Las Cascadia 14 son unas zapatillas muy agradables, cómodas, agradecidas desde la primera puesta, que tienes que mirarte a los pies para confirmar que llevas unas zapatillas de trail calzadas debido a su ligereza, confort y reactividad.

Con más de 300km de montaña realizados con ellas el desgaste visual de la zapatilla es prácticamente nulo, sí que los tacos delanteros han sufrido algo más de deterioro que el resto, pero se mantienen muy enteros. La media suela intacta y el exterior de la zapatilla está sucio pero en buen estado. La parte interior, al ser de color fluor también insinúa ese desgaste del uso, pero que no va más allá del efecto suciedad, nada de desgaste material.

Buena respuesta en casi todos los terrenos, en zonas de roca redonda es donde más se echa en falta un poco más de agarre, y esa sensación se acentúa cuando esa roca está húmeda o mojada, en estos terrenos hay que activar los cinco sentidos para no sufrir ningún susto.

Es una zapatilla muy polivalente, super-correcta para tiradas medias, muy cómoda para tiradas largas y muy llevaderas en rodajes más cortos y vivos por terrenos ondulados o pisteros, se adaptan fácilmente a los diferentes ritmos que podamos correr según el terreno, lo que la hace una zapatilla muy agradecida, muy llevadera, versátil y válida para cualquier terreno o distancia a correr.

En resumidas cuentas

Definitivamente, las Cascadia 14 con todos estos nuevos detalles mantienen su polivalencia, ya notable en los modelos anteriores, pero a la vez la convierten en una zapatilla algo más técnica. Su menor peso, su mayor confort, la mejora en estabilidad y amortiguación hacen de estas zapatillas una opción muy válida para cualquier trail-runner.

Un modelo para corredores neutros o ligeramente pronadores, de peso medio e incluso alto, para correr en todo tipo de terrenos. Un modelo muy polivalente y con opciones en cualquier “situación trail” que nos podamos encontrar.

Lo que más me ha gustado de estas zapatillas es su gran reacción, que ayuda a correr más rápido en las zonas menos técnicas o llanas. Su confort me ha encantado, son un guante literal, una segunda piel que bien ajustada al pie podrías olvidarte incluso que llevas calzadas unas zapatillas.

Relacionados: