Home Noticias Actualidad Ultramaratonianos confinados en una isla desierta con su hija
Actualidad - jueves, 09-04-2020

Ultramaratonianos confinados en una isla desierta con su hija

Ragna Debats y Pere Aurell siguen en una isla costa ricense junto a su hija Ona

El matrimonio de ultramaratonianos Ragna Debats y Pere Aurell se había propuesto dar la vuelta al mundo junto a su hija Ona haciendo diferentes pruebas deportivas de ultra distancia hasta que COVID 19 pasó. Un viaje de un año que empezaron el pasado mes de noviembre y previsto finalizar el próximo mes de noviembre. Rolling Mountains, así se llama el viaje de estos catalanes por el mundo.

Dispuestos a participar en la Volcano de Costa Rica, una prueba de 230km, llegaron al pais el 21 de marzo. Antes de que se suspendiera la prueba por el coronavirus y empezara el actual confinamiento. La pareja con su hija se aislaron entonces en una isla a 2km del área del Golfito donde solo se puede acceder en barco y que no hay nada más que naturaleza.

Una prueba real de supervivencia

Los ultramaratonianos tienen la idea de seguir allí hasta mediados de abril y a continuación, seguir su aventura por Estados Unidos, Francia, Tanzania, Italia, Suiza, Nueva Zelanda y la Antartida, antes de volver de nuevo a nuestro país.

La pareja tiene que sobrevivir cada día con lo que la naturaleza ofrece, lo que no es tan evidente y lo que resulta incluso complicado incluso para beber.

Nuestras vidas y nuestras carreras se han visto muy afectadas por esta situación. El COVID 19 ha provocado la cancelación de muchas pruebas como las que tenían pensadas realizar Ragna Debats y Pere Aurell por el mundo como la Volcano de Costa Rica. De momento, la pareja ha escogido tomarse esta situación como una oportunidad para disfrutar de la naturaleza plenamente.

A través de sus redes sociales podemos ver qué están bien y que están viviendo una experiencia realmente única e irrepetible. Sin mascarillas ni preocupaciones por contagiar ni ser contagiado.

Ragna Debats y Pere Aurell