Home Salud Nutrición Un estudio demuestra que la suplementación con un extracto de la espinaca mejora el rendimiento deportivo
Nutrición - Salud - miércoles, 03-07-2019

Un estudio demuestra que la suplementación con un extracto de la espinaca mejora el rendimiento deportivo

¿Recuerdas los dibujos animados de Popeye? Los más jovenes no sabrán de qué hablamos, pero muchos si y esto que os vamos a contar os recordará a este personaje, un marinero que tomaba una lata de espinacas y de repente se volvía super fuerte. Pues parece que sus creadores tenían algo de razón.

Un estudio realizado por un grupo de investigadores y expertos de la Freie Universitat Berlin demostró recientemente que uno de los compuestos que encontramos naturalmente en las espinacas, la ecdisterona, puede utilizarse para mejorar el rendimiento de atletas. Se trata de un fitoesteroide, de la hormona 20 hidroxiecdisona, que en ciertas dosis parece presentar beneficios deportivos. Es por ello que este estudio a alertado a la World Anti Doping Agency (WADA, en español Agencia Mundial Antidopage) que está planteandose incluir este compuesto en la lista de sustancias prohibidas por dopaje.

El estudio se realizó con 46 atletas que entrenaban 3 veces por semana durante 10 semanas. Unos recibieron suplementos de ecdisterona (no espinacas, sino directamente la sustancia en cuestión) mientras que el grupo control, recibieron un placebo. Aquellos que recibieron la suplementación mejoraron su rendimiento tres veces más que el grupo control, ni siquiera los investigadores esperaban tales resultados. Se detectó que la sustancia afecta los receptores de estrógenos beta, lo que ya se había visto anteriormente en experimentos con animales, pero no con atletas.

El profesor Parr, miembro del equipo de investigadores del estudio universitario, indicó que la dosis pequeña de ecdisterona contenida en las 2 pastillas que fue suministrada cada día a los atletas del grupo experimental equivale a consumir entre 250g y 4kg de espinacas (que contienen naturalmente este compuesto, al igual que la muda de insectos, cangrejos, etc. incluso encontrada en la quinoa). Una dosis elevada consistiría en consumir unos 16kg de esta verdura de hoja verde, imposible de consumir tanto cada día, aunque también lo vemos complicado los 4kg, el equivalente a la dosis del experimento y que resulto positiva en el rendimiento de atletas. La comparativa con las espinacas ha dado lugar a confusión por parte de diferentes medios de comunicación y a generar una alerta innecesaria, ya que el extracto consumido como suplemento es lo que sí podría ser considerado en un futuro como sustancia dopante, no las espinacas, que además en dosis altas (hablamos de esos 4kg – 16kg) pueden ser perjudiciales ya que contienen otros compuestos como los oxalatos y los fitatos que impiden la correcta absorción del calcio y el hierro.

De momento que no cunda el pánico y a esperar a ver que decide la WADA con respecto a la ecdisterona, si decide incluirla en el listado de sustancias prohibidas.