Home Carreras WeRunProject, running para la inclusión social
Carreras - Running Solidario - martes, 05-05-2015

WeRunProject, running para la inclusión social

La literatura deportiva es un tema en alza, y si además es con fines solidarios y apoyada en una edición exquisita, el producto resultante es tan atractivo como el libro 42, 195. Una auténtica joya. 

¿En qué consiste? Detrás de este libro está la iniciativa Werunproject, un proyecto transmedia que pretende convertirse en un movimiento de referencia y arranca con la publicación de un libro. Una edición cuidada hasta el último detalle para mostrar los valores deportivos y beneficios asociados a la práctica del running, en unas páginas que nos hablan de diversidad e historias humanas de superación. El 100% de los beneficios por la venta del libro van destinados a un programa de entrenamiento de la Asociación Superacció para financiar los costes de entrenamiento de 50 jóvenes en riesgo de exclusión social. Durante un año, estos jóvenes definirán a través de la práctica deportiva qué futuro desean para sí mismos y cuáles las herramientas necesarias para conseguirlo.

En el libro 42, 195  encontramos una selección de 41 corredores de maratón entre 23 y 103 años, de diferentes nacionalidades, culturas y estratos sociales, cuyas historias se acompañan de las fotografías de Ricardo Miras. El afán de superación, la constancia, la disciplina, el compañerismo… Son valores asociados al corredor, en una práctica deportiva que une e iguala a personas de muy distintos perfiles y procedencias. Sus protagonistas comparten con el lector un pedazo de su vida, en unas páginas donde se desnudan, figurada y literalmente. 

Este proyecto liderado por Eduardo Barceló, nos acerca a corredores anónimos y famosos: Mikel Erentxun, Martin Fiz, Luis Rojas Marcos, Fernanda Maciel, Gabriela Andersen Schiees, Jaime Alguersuari, Eliud Kipchogue, Luis Enrique Martinez, Emma Roca… Historias como la de la libanesa May El-Khalil, quien se inició corriendo por las montañas de su pueblo natal, Aley, y mientras realizaba un entrenamiento fue atropellada por un autobús. El accidente la apartó para siempre del running, pero la llevó a crear un evento deportivo: la Maratón de Beirut. Otros protagonistas tan dispares como un sacerdote, un invidente o un runner con un siglo de vida cumplido, nos cuentan sus historias de superación personal. Particulares y fundaciones han actuado también de mecenas, convirtiéndose en "maratonianos" que también tienen su lugar en las últimas páginas del libro.