Asics Gel Excel 33 II Prueba a fondo

Zapatillas
Asics Gel Excel 33 II Prueba a fondo-1108
Ofrecen máxima flexibilidad sin penalizar en exceso la amortiguación

Asics Gel Excel 33 II Prueba a fondo

Cerca del natural running, están dirigidas a aquellos corredores que no entran excesivamente de talón y que corran a ritmos de 4 a 5' el km.

Más sobre: 

Por el Viernes, 10-05-2013 en

SI QUIERES VER EL VÍDEO DE LA PRUEBA, CLICA AQUÍ

De un tiempo a esta parte están proliferando las zapatillas consideradas minimalistas o de pisada natural. Asics no se queda atrás en este campo y tras haber lanzado al mercado las Gel Excel 33, ahora presenta una segunda versión mejorada de este modelo. Así pues, en running.es hemos esperado ansiosos a que llegaran a nuestras manos, o mejor dicho, a nuestros pies, para poder testarlas en primera persona. 

La gama de colores que presentan es bastante atractiva, por lo que a nivel visual entran muy bien por los ojos. Obviamente, llama la atención el drop, la diferencia que hay entre la elevación del talón y la punta, que es tan solo de 10 milímetros. Esto permite que haya mucha más naturalidad en nuestros apoyos, es decir, que entremos más con la parte media del pie, nos equilibremos con los dedos y finalmente apoyemos levemente el talón. De hecho, la marca japonesa pretende ofrecer la máxima flexibilidad y libertad de movimientos en el pie sin penalizar en exceso la amortiguación, algo así como el paso intermedio antes de entrar de lleno en el barefood más puro.

Cuando te las calzas, se nota enseguida el concepto de lo que pretenden transmitir. La horma es muy ancha y se aprecia perfectamente lo planas que son, ciertamente el pie se nota muy libre con ellas puestas. Cómodas al tobillo, por las almohadillas que lo bordean y con una lengüeta también ancha y acolchada, por lo que causan una primera buena impresión al ponérnoslas. Al empezar a correr, se intuye que no están exentas de amortiguación, pero que tampoco es su objetivo principal, ya que están más bien pensadas para corredores que no entran excesivamente de talón. Esta zapa que busca combinar la flexibilidad y la ligereza con una suficiente amortiguación, tiene su punto fuerte en el sistema Propulsion Trusstic, una placa situada en la suela que ayuda a soportar el arco y facilita  el movimiento de la fascia en el momento de la propulsión. Además, una de sus novedades prncipales es sistema FluidAxis, una nueva tecnología que añade un número de ranuras en la parte externa de la suela y permite un movimiento más natural de la articulación subastragalina.

Hemos notado que el terreno por donde tienen unas mayores prestaciones quizá sea en las superficies más estables, ya que ahí es donde nuestra pisada se realiza con mayor naturalidad y seguridad. Es difícil determinar para qué tipo de corredor son realmente recomendables de una manera estricta, ya que aquí influyen muchos factores.

Principalmente depende de nuestra pisada, pero no se trata ya de de ser neutro, pronador o supinador, o ni tan siquiera del peso que tengamos, sino de cómo atacamos al suelo cuando iniciamos el apoyo.

Evidentemente serán más aptas para corredores que tengan un peso ligero-medio, de menos de 75 kilos, y que  no acometan exageradamente con el tarso del pie. Pero no son descartables como las zapas que te ayuden en tu paso al natural running. Si bien, utilizar este tipo de calzado es ideal para reforzar el conjunto del pie, aunque hay que hacerlo de una forma coherente, con rodajes no excesivamente largos ni exigentes. No es bueno pasar de unas zapas con sistema de amortiguación a unas totalmente minimalistas o a correr descalzo directamente. Eso, probablemente, causaría lesiones a nuestros aún débiles ligamentos y músculos. Así pues, la Asics Gel Excel 33 2, son las ideales para hacer esta transición, combinándolas, eso sí, con nuestras zapatillas habituales con una mayor amortiguación.

SI QUIERES VER EL VÍDEO DE LA PRUEBA, CLICA AQUÍ

Relacionados: