Asics Gel Fuji Attack 2

Zapatillas
Asics Gel Fuji Attack 2 -6959
Prueba de larga duración: 500 kilómetros con ellas

Asics Gel Fuji Attack 2

Ideales para entrenos o competiciones de hasta 40km de montaña, se trata de unas zapas de trail ligeras, cómodas y con una excelente amortiguación.

Más sobre: 

Por el Viernes, 02-08-2013 en

En esto del running, para ser polivalentes, hay que probar todo tipo de distancias y superficies. Ahora está en auge el trail running y con ello proliferan también las zapas específicas para ello. Una marca como Asics obviamente no se queda atrás y entre todos los modelos que oferta, en esta ocasión hemos realizado una prueba de larga duración de las Gel Fuji-Attack 2. 500 kilómetros llevamos con ellas en los pies y el resultado es más que positivo.

Su estreno para nosotros no pudo ser en un entorno mejor: La Ultra-Trail Barcelona en unas circunstancias completamente adversas, recorriendo los macizos del Garraf bajo una intensa lluvia y por con caminos repletos de pedruscos. Aún y así se comportaron de una forma más que digna, pero empecemos por el principio.

Lo primero que llama la atención es el hecho de que al calzártelas no se tiene la sensación de que sean unas zapatillas específicas de trail. Obviamente lo son, ya que si observamos la suela vemos que el taqueado no da lugar a la duda. Son cómodas y ligeras (315 gramos de peso) y ofrecen una excelente amortiguación para tratarse de unas zapas de trail. A nivel de tecnología cabe destacar el GEL System en el retropié, responsable de esa buena amortiguación. La entresuela de SpEva que busca potenciar el rebote y el ROCK Protection Plate, para proteger los pies a cada pisada de las piedras u objetos punzantes que podamos encontrarnos en el camino.

A la hora de la verdad, cuando nos ponemos a correr con ellas, notamos esa cierta ligereza y amortiguación que nos hace tener la sensación de estar corriendo con unas “rodadoras” por la montaña. Además, los tacos de la suela agarran bien y nos dan esa seguridad que precisamos cuando nos estamos lanzando por una trialera de cabeza. Cabe decir que en mojado sufren algo y si no realizamos bien los apoyos las zapatillas pueden hacernos resbalar más de la cuenta. Eso sí, el material del que está hecha la malla repele muy bien el agua y a pesar de la lluvia y los charcos por los que hemos pasado en nuestras pruebas, no hemos tenido nunca la sensación de llevar los pies empapados.

En otro tipo de terreno y circunstancias climáticas la respuesta es todavía mejor, aunque no son milagrosas en zonas de bajadas muy pronunciadas con arenilla suelta, con lo que hay peligro de algún que otro patinazo. En terrenos rápidos y “corribles” es donde más cómoda se siente y ofrecen su mejor rendimiento gracias a su magnífica respuesta. Quizá requerirían un poquito más de protección en el chasis, sobretodo en puntera y laterales si el terreno es excesivamente pedregoso.