Kalenji Kiprun MD

Zapatillas
Kalenji Kiprun MD-1100
Modelo para pisada neutra y corredores de peso medio y alto

Kalenji Kiprun MD

Su estabilidad y amortiguación hacen de ellas unas zapatillas adecuadas para tiradas largas.

Más sobre: 

Por el Martes, 07-05-2013 en

Al equipo de probadores de Running.es nos llamó la atención que Kalenji, una marca exclusivamente comercializada en Decathlon y reconocida por sus competentes precios en el mercado deportivo, diera ahora un salto cualitativo en cuanto a zapas propias. Todo eso gracias en parte a la colaboración y asesoramiento técnico de Stéphane Diagana, ex atleta francés que llegó a ser en 1997 campeón del mundo de 400 metros vallas.

Con esta iniciativa, la marca está en la voluntad de crear nuevos productos técnicos y diferenciadores y escapar un poco de la imagen de producto económico y sólo dirigido a principiantes con la que a menudo se le relaciona. Y lo hacen lanzando una gama de tres modelos de zapatillas denominada Kiprun. La clasificación viene dada en función de la distancias para las que han sido concebidas: Short Distance (10km), Midle distance (21km) y Long Distance (42km).

Para nuestra prueba, esta vez las protagonistas son las de media distancia, las Kiprun MD. Nada más verlas sí es cierto que transmiten una notable sensación de ser muy compactas y resistentes, lo que efectivamente evidencia que son unas zapas aptas para hacer tiradas largas. Una vez las tienes en la mano, no son tan "tochas" como pudieran parecer a simple vista ya que "sólo" pesan unos 310 gramos. Tampoco es que sean unas voladoras, claro está, pero reaccionan bien al típico test de doblar la goma de la suela con nuestras manos. Y aunque al principio ofrecen un poco de resistencia, al final acaban cediendo denotando una aceptable flexibilidad.

Una vez te las calzas y te las atas se percibe un buen ajuste a nuestro pie, así como una aceptable comodidad en la zona de la lengüeta, talón y tobillos. La primera pisada confirma su gran soporte y firmeza acompañándola de una sensación de buena amortiguación que se certifica en nuestras primeras zancadas. La horma, que tiene una forma bastante rectangular, es suficientemente efectiva y se adapta perfectamente a nuestro pie y, a pesar de que lo mantiene sujeto, notamos también la libertad necesaria para realizar cualquier movimiento, ya que es bastante ancha. El material de la que está hecha tiene una transpiración correcta.

Cuando efectivamente nos ponemos en marcha y empezamos a darles caña, notamos una buena respuesta, ya que se mantienen firmes y amortiguan perfectamente. La entrada de talón está bien protegida por el concepto CS, materializado por la colocación de una anilla, que favorece de forma duradera la absorción de impactos. Tiene una media suela con una alta amortiguación, reforzada por 3 capas de EVA de distinta densidad y una notable flexibilidad en la parte delantera, que se compone de un inserto de PU para un mejor reparto de los impactos contra el suelo a nivel de metatarso. La transición entre talón-punta, por tanto, es bastante buena, aunque lenta. Esto no la hace demasiado adecuada para quienes pretendan correr una media maratón a ciertos ritmos, al menos no para alguien que quiera correrla mínimamente rápido. Sí podrán elegirla aquellos que estén en ritmos mayores a 5 minutos el kilómetro.

Es una zapatilla propiamente diseñada para un corredor neutro -tienen también una versión para pronadores- y se percibe en el apoyo y el despegue a cada impulso. El sistema de amortiguación que posee este modelo de zapatillas las hace aptas para corredores de peso medio y alto, ya que para aprovecharla completamente quizá haya que pasar de los 70 kilos tranquilamente. A pesar de eso pueden ser también unas buenas rodadoras para los que tienen un peso más ligero. Como ya hemos comentado, aunque responden bien a los ritmos altos debido a su elevada estabilidad, son más apropiadas para hacer el entreno base de nuestra preparación. Son unas zapatillas muy adecuadas para realizar rodajes de carga de kilómetros semanales, pudiendo incluso aprovechar para hacer algún circuito de montaña, no excesivamente técnico, ya que la suela tiene un buen agarre. Pero preferiblemente están concebidas para correr por un terreno mucho más estable, como el asfalto.

 

Ah, y por cierto, ¿y de dónde viene Kiprun? Keep on Running...