Nike Joyride Run Flyknit, primeras impresiones

Zapatillas
Nike Joyride Run Flyknit, primeras impresiones-148899
Diseñadas para recuperar de la mejor forma posible

Nike Joyride Run Flyknit, primeras impresiones

Más sobre: 

Por el Lunes, 19-08-2019 en

Unos 100 kilómetros y tras la resaca de los eventos de Nike que tuvieron lugar con motivo del lanzamiento de las Nike Joyride Run Flyknit, vamos a contaros nuestras sensaciones con ellas. Y lo primero que tenemos que confesar es que hemos pecado. Somos los primeros que creemos que no hay que prejuzgar ningún material antes de probarlo. Pues bien, es difícil no hacerlo. Confesamos que más difícil todavía si es Nike quien firma el material y venimos de alucinar con zapatillas como Zoom Fly, Pegasus Turbo, Vaporfly o Pegasus 36, por poner unos ejemplos. Nos calazamos las Joyride y pensábamos encontrar sensaciones familiares. Pues bien, nada más verlas y dar los primeros pasos con ellas es fácil llegar a la conclusión de que se trata de un modelo alejado de esta gama de zapatillas Nike de running, a las que estamos acostumbrados.

Las Nike Joyride Run Flyknit son un modelo de zapatilla de running diferente de lo que habíamos visto hasta la fecha. Ya de saque os anunciamos que no son el mejor modelo para realizar entrenos de calidad ni tiradas largas. Se trata de unas zapatillas pensadas para rodajes fáciles y dirigidas principalmente a recuperar después de intensos entrenamientoss o de competiciones. O, al menos, a cuidar nuestros músculos y articulaciones en actividades de baja intensidad. Una zapatilla con múltiples novedades y con un “look” de lo más atractivo, perfectas también para llevarlas en el día a día. Un complemento a tus zapatillas habituales de entrenamiento.

A primera vista, podrían parecer más unas unas zapatillas de calle, de casual wear, que de running, pero no se trata de eso. Las Nike Joyride fueron diseñadas en su inicio para dar un respiro a tus pies gracias a las microesferas de espuma que se encuentran en tres puntos de la mediasuela y que proporcionan amortiguación cuando pisamos con ellas. Cuando nos las calzamos, llama la atención el material de neopreno del interior de la zapatilla con el que se conforma el upper. Con forma de guante, son como un botín dentro de la zapatilla. Esta zapa adicional hace se necesite de media talla más en muchos de los casos. Une este material a la talonera una tira redonda en la parte superior que ayuda a calzárnoslas y que nos parece una solución estética muy acertada.

Las primeras sensaciones al empezar a caminar con ellas no son muy extrañas, al contrario de lo que insinúa su tecnología. Notamos las cápulas con microesferas hasta que pasado un rato con ellas acaban haciéndose a tu pie. Nos ha gustado cómo se adaptan a la presión de la pisada.

A la hora de correr, se agradece la suavidad de estas zapatillas, sobre todo si el día anterior has hecho un entreno fuerte o simplemente para descalentar después de hacer un entreno de calidad como series o farleks. Blanditas, cómodas y muy amortiguadas.

La comodidad de estas zapatillas también viene dada gracias a la malla Flyknit que incorporan y que hemos encontrado anteriormente en otros modelos como las Nike Epic React 1 y 2 o Nike Zoomfly 2 . Una malla que permite un ajuste adecuado al pie, aunque con una horma algo mayor que las que hemos visto en otros modelos que incorporan este tejido. Incorpora detalles reflectantes que permitirán que podamos ser vistos en circusntancias de baja visibulidad. Asimismo, la parte delantera cuenta con un refuerzo que a penas notamos ni es molesto, y en la parte trasera, un tejido más denso que finaliza con una protección extra para la comodidad del pie y el comentado tirador para facilitar la entrada y salida del pie.

La suela de la zapatilla es muy diferente a todo lo visto anterior. Tres refuerzoa en la parte del talón permiten aumentar el grip con el suelo y aumentan la dirabilidad de la zapatilla. Entre los refuerzos, en medio de la parte trasera del pie, un círculo con lo que parecen ser agujeros, que realmente no lo son, meramente estéticos. En la parte delantera de la suela también encontramos un refuerzo que bordea dos zonas de la puntera cubiertas de espuma que permiten que las pisadas sean más suaves. Un sistema dinámico que proporciona sujeción y rendimiento, aunque realmente no es el aspecto que más destacaríamos de las zapatillas.

Las Nike Joyride son perfectas para entrenos más sociales, más tranquilos, perfectas para ayudarte a recuperar la musculatura dañada por el ejercicio más fuerte y de disfrutar del running de una manera diferente. Aptas para todo tipo de corredores, pero aún no accesibles para todos. Las zapatillas ya están a la venta a través de la web, de la aplicación móvil y en tiendas por 180€ en 3 colores; blanco, negro o granate. 

 

Relacionados: