Puma renueva su zapatilla computarizada de los años 80

Zapatillas
Puma renueva su zapatilla computarizada de los años 80-142200
La marca alemana renueva sus zapatillas más tecnológicas que sacó en 1986

Puma renueva su zapatilla computarizada de los años 80

Más sobre: 

Por el Viernes, 14-12-2018 en

La marca alemana PUMA, fue la primera en incorporar hardware y software en el mundo deportivo hace unos 30 años con su modelo de zapatilla RS-Computer. Una zapatilla de running que salió a la venta en 1986, muy adelantada a su época y que revolucionó la manera en que los corredores entrenaban. Este sistema permitía, gracias a un chip situado en la parte trasera de la suela, obtener toda la información sobre entrenamientos y carreras, como lo que hoy en día hacen los pulsómetros y dispositivos móviles. Permitía a los corredores comparar sus resultados, aprender, marcarse objetivos y permitirles ser más rápidos, más eficientes y competitivos. Unos zapatos visionarios que 30 años después se han renovado.

La zapatilla original contenía un mini ordenador en la parte trasera con un chip en la suela que automáticamente registraba el tiempo, distancia y calorías consumidas conectándolas a través de un cable a un ordenador Apple IIE o un Commedore 64 que emplease el sistema de código pin. En cuanto a su ‘composición’, la zapatilla disponía de un upper de cuero donde se encontraba la parte visible del ordenador, cuello acolchado, de una tecnología en la entresuela Multiplex Four, una suela de goma y de un talón TPU único extendido donde se albergaba el chip.

En 2018, replica la experiencia original con mejoras tecnológicas importantes. Ya no necesita de un cable conectado al ordenador para obtener toda la información, sino que ahora a través del sistema Bluetooth conectado a un smartphone permite que toda la información se envíe a tiempo real. El cable solo es ahora necesario para cargar la batería del ordenador a través de un conector USB. La tecnología Bluetooth permite conectarse a cualquier teléfono inteligente Android o iOS y transmitir la información a la aplicación RS-Computer Shoe (disponible en App Store y Google Play). La interfaz de la aplicación utiliza gráficos de 8 bits y dentro de la aplicación hay un juego de 8 bits, también. La nueva RS-Computer conserva el color original “Lunar Rock - Limestone - Peacoat colorway”. Tan solo 86 pares estarán disponibles a nivel mundial, dando tributo al año en que se lanzó la primera versión a la venta. Cada una de estas zapatillas contiene un número (del 1 al 86) que aparece en una etiqueta tejida dentro de la lengua y que hacen de éstas un producto aún más único.

Características tecnológicas:

  • Sensores: cada zapatilla está equipada de un mini acelerómetro, que permite medir cada zancada, la distancia recorrida y las calorías quemadas.
  • Tecnología Wireless: El chip que contiene la tecnología RS incorpora un transmisor Bluetooth 4.0 que se puede conectar con cualquier dispositivo Android o iOS. Una vez está el bluetooth encendido, la zapatilla registra y envía instantáneamente toda la información a la aplicación de PUMA.
  • Memoria: La capacidad de memoria del chip incorporado en la zapatilla tiene una duración de 30 días. Cada mes, un nuevo comienzo. Durante este tiempo toda la información se registrará en tiempo real y podrá ser analizada gracias a la opción de “Estadísticas Mensuales” que incorpora la aplicación móvil.
  • Indicadores LED: incorpora dos marcadores, uno rojo y otro negro (con luz verde). El rojo sincronizado con la aplicación para evaluar tus objetivos y el segundo para ver el estado de la batería.
  • Batería recargable: El ordenador incorporado en la zapatilla contiene una batería recargable de polímero de litio que se puede cargar gracias a un cable USB que viene con la zapatilla.

Como se dijo anteriormente, existen tan solo 86 pares de estas sofisticadas zapatillas en el mundo. Se encontrarán a la venta en su página web PUMA.com en Estados Unidos y Japón, y en algunas tiendas de Japón, Londres y Berlín, por un módico precio de 650€. No se trata, por lo tanto, de una zapatilla accesible a cualquier corredor, sino destinadas a coleccionistas o para corredores con un nivel adquisitivo importante.

Una zapatilla innovadora que esperamos que en un futuro baje de precio, con una innovación que dará de que hablar y que seguro que de aquí unos años otras marcas incorporarán.