Review Brooks Bedlam

Zapatillas
Review Brooks Bedlam-141722
Nuevas zapatillas para corredores pronadores de peso medio

Review Brooks Bedlam

Unas zapatillas de gama alta muy confortables e ideales para corredores que busquen un modelo cómodo, amortiguado y con control de estabilidad

Más sobre: 

Por el Jueves, 11-10-2018 en

Brooks nos trae un nuevo modelo para su catálogo de zapatillas de running. Se trata de las nuevas Bedlam, unas zapatillas atractivas, rompedoras y diferentes. Al igual que su hermana, las Levitate 2, poseen la tecnología FIT KNIT, que aporta un plus de confort a la zapatilla gracias al acabado en forma de botín y sin costuras. Como novedad en la gama, incorpora la lengüeta cosida por un lado con lo que solo debemos ajustar el otro, ofreciendo un poco más de confort en el abrochado, más rápido y sin opción a roces. Y, lo más importante, un control de estabilidad que ayuda a controlar la pronación de la pisada.

Se trata de una zapatilla para corredores neutros o pronadores de peso medio y que buscan comodidad, amortiguación, reacción en sus rodajes medios e incluso lentos, perfectas para rodar en asfalto y con un buen agarre en superficies mojadas. Con un peso de 317,5g y un drop de 8mmUnas zapatillas Brooks de gama alta capaces de enfrentarse a los modelos más punteros de cualquier marca de zapatillas.

Primeras impresiones

Abrimos la caja y nos encontramos con unas zapatillas de diseño -mi criterio- muy atractivo, con una combinación de colores muy lograda y con un upper de un solo hilo, sin costuras por dentro y por fuera. El tipo botín acentúa la confortabilidad de la zapatilla a la vez que ofrece un calzado rápido y cómodo.

No es una zapatilla que destaque por su ligereza, no estásn concebidas para ser ligeras pero debemos reconocer que se hacen muy llevaderas gracias a su confort. Son realmente cómodas. A destacar la elevada amortiguación acompañada de una mayor y mejor estabilidad que su modelo “hermano” hecho que mejora las sensaciones al rodar con ellas si no tienes una pisada neutra en todas las circunstancias de tu carrera.

Su comodidad se basa en la ausencia de costuras y ese botín, acompañada de una almohadilla suave que cuida nuestro pie y en especial el tendón de Aquiles. Se trata de una zapatilla con la que se puede entrar de puntera pero que también acepta bien el taloneo, siendo también cómodo el rodaje cuando estás cansado o empiezas a perder la posición, la técnica y esa buena pisada, donde se agradece el control de pronación

Las Bedlam se presentan también con la media suela DNA AMPA, con una capa de poliuretano muy similar a la tecnología Boost, aportando una gran amortiguación y una gran reactividad.

La suela, muy lisa en apariencia y bastante rígida, mantiene el diseño de las Levitate -con forma de punta de flecha- para un mejor control de la pisada, proporcionando una guía más rectilínea y reduciendo el riesgo de girar el pie y/o el talón durante el ciclo de zancada. La amortiguación podría ser considerada un pelín blanda, resultando perfectas para rodajes cómodos y no rápidos, y para corredores de peso medio, pero que se compensa o arregla con esa elevada reactividad.

El upper de FIT KNIT esta zapatilla es atractivo, sin costuras, sencillo, sin refuerzos y que resulta realmente cómodo, muy acorde con su interior también de gran confort. Por el exterior presenta un tejido rugoso y con el logo de la marca pintado. Un upper muy transpirable que resulta cómodo incluso con la zapatilla húmeda.

La forma de botín interior aporta un plus de comodidad que cuidará a la perfección nuestros pies, pudiendo prescindir del calcetín si así lo deseamos.

La lengüeta acolchada y cosida por uno de los lados, poco margen deja para los roces o molestias de lazada.

Rodando con las BEDLAM

Si algo destaca por encima de todo esta zapatilla es por su extrema comodidad, desde la primera posta, sin dejar marcas ni roces en los pies. Da igual la intensidad del rodaje, la duración y/o el terreno, si decidimos llevar calcetín o no. Es una zapatilla con horma ancha, con lo que no hay problema para corredores que puedan usar plantillas de un u otro tipo. En mi caso mi pie ancho se acopla perfectamente sin más, ya que el ajuste de la zapatilla es muy bueno y al no tener costuras ni refuerzos no presenta ningún tipo de problema.

Rodamos por diferentes terrenos, experimentando, probando tracción, amortiguación, reacción y deformación de la zapatilla. Sorprende la rigidez de la suela y la flexibilidad del conjunto, haciendo una zapatilla muy completa y que mantiene la forma con el paso de km y a medida que sumamos sesiones de entreno.

Su mejor rendimiento llega en asfalto y en rodajes medios o suaves que muestran su reacción y, en mi caso, hacen más fácil o rápido el correr sin darse cuenta. Una zapatilla con la que después de rodar es fácil acabar con buen sabor de boca, aunque no es la mejor zapatilla para hacer series rápidas o buscar ritmos fuertes/rápidos.

Por su comodidad se adaptan también a las tiradas largas, llevaderas y con un notable control de estabilidad que hace no sentir el paso de los km en la forma de pisar. La forma de la suela y su gran estabilidad le dan un toque de calidad a esta zapatilla.

Han sido unas muy buenas compañeras de rodaje en mis últimas sesiones variadas. Desde ritmos medios entre 4’20/km - 4’45/km y con momentos puntuales por debajo de los 4 minutos y superiores a los 5. Tras algún que otro centenar de kilómetros siguen teniendo un aspecto visual exterior impecable, no se deforman y mantienen la forma como si fuesen nuevas.

La polivalencia de su uso es otro de sus fuertes, pudiéndolas usar en asfalto, en superficies húmedas y también con un buen rendimiento y reacción en zonas de tierra, césped o pistas forestales. Su suela prácticamente lisa no es inconveniente para rodar cómodo y seguro de un buen agarre, tanto asfalto como tierra, amortiguando bien incluso en zonas de más piedras y sin llegar a sentirlas en los pies.

Análisis final, conclusiones

Las Bedlam son unas zapatillas de gama alta y aunque algo pesadas, muy confortables y de grandes prestaciones, perfectas para corredores exigentes y que busquen y valoren unas buenas zapatillas, cómodas y estables.

Una zapatilla para corredores de peso medio o incluso pesado que responden bien en rodajes y en entrenamientos más exigentes, cortos, medios o largos.

Lo que más me gusta de las Bedlam, además del diseño, es su gran reactividad acompañada de una generosa amortiguación y, sobretodo, la gran estabilidad que proporciona a la pisada en carrera.

Lo que menos me convence de las Bedlam es el peso -317,5g-, a pesar de que calzadas y rodando no se aprecia tanto como en nuestras manos.

Las Bedlam ya se encuentran a la venta con un PVP de 180€

Más información en Brooksrunning

 

Relacionados: