Saucony Kinvara 4 ViZiGLO: la prueba

Zapatillas
Saucony Kinvara 4 ViZiGLO: la prueba-24276
Brillan en la oscuridad ante un mínimo estímulo de luz

Saucony Kinvara 4 ViZiGLO: la prueba

Más sobre: 

Por el Lunes, 16-12-2013 en

En la naturaleza podemos encontrar diversas especies que se clasifican en función del momento del día donde tienen mayor actividad. Según la luz solar bajo la que actúan pueden ser animales diurnos, crepusculares o nocturnos. Pero hay una especie totalmente inclasificable, imprevisible, incontrolable y cada vez más creciente: los runners. Se pueden ver a todas horas devorando kilómetros. Por eso han salido a la luz (nunca mejor dicho) las Kinvara 4 ViZiGLO. Con  ellas ninguno de nosotros  pasaremos desapercibidos. 

Saucony, pensando en esos runners que salen a correr en la penumbra, ya sea a primera hora de la mañana, última de la tarde o en plena noche, lanza la versión ViZiGLO de las Kinvara 4. Aplica en ellas el concepto de la gama textil reflectante ViziPRO. Por lo que ante un mínimo estímulo de luz brillan en la oscuridad, evitando no ser vistos por algún conductor despistado.

Lo cierto es que contar con ellas abre un abanico de posibilidades en cuanto a nuestro horario de entrenamiento, y más en esos meses donde los días son muy cortos. Así pues, la nocturnidad no fue óbice para empezar a probarlas cuanto antes. Es una zapatilla con un diseño elegante y una gama de colores también muy atractiva. En este modelo concreto, creo que se hace una acertada combinación de gris metálico y naranja que las hace ser muy llamativas. Tras observarlas percibí que, para ser unas supuestas voladoras, tenían bastante talón (2'2cm). Aunque lo que verdaderamente me llamó la atención son los 3 cm de grosor de la zona bajo el puente. Eso hace augurar una buena estabilidad, pensé. La diferencia entre talón y puntera es de sólo 4mm, por lo que también se ve una suela bastante lineal, en plan natural running. La horma no es de las más estrechas que haya visto y la mediasuela también es más ancha de lo normal en unas zapas de este tipo. Así que se podría prever que el pie iría bastante suelto. Sin embargo al calzármelas y apretármelas noté la tecnología Flexfilm, una sujeción eficiente sin costuras, evitando así, además, cualquier tipo de rozadura. Se notaban cómodas y ligeras, y es que a penas llegan a los 218 gramos de peso.

Tras un par de rodajes muy suaves con ellas, las estrené realizando un entrenamiento un poco más intenso: series de 300 metros en subida. No sé si fue casualidad o no, pero me noté muy cómodo y mejoré los tiempos que había hecho últimamente en sesiones previas. Pero toca hablar de sensaciones. La verdad es que noté efectivamente el bajo drop que tienen y que entraba mucho más de medio-pie. La amortiguación me pareció buena, de hecho, en esta edición de las Kinvara se ha apostado por el PowerGrid en la suela, un compuesto de EVA + que, con un menor peso que el ProGrid, suaviza en mayor medida el impacto contra el suelo. El agarre, a pesar de ser un camino de tierra, fue óptimo. Los triángulos de la suela y las piezas negras de carbono XT900, colocadas en la zona de mayor fricción de la suela, ayudan a que tengan muy buena tracción en cualquier tipo de terreno estable.
Sabiendo que responden muy bien en series cortas y exigentes, me las calcé para correr un buen rato a un ritmo medio-alto. Nuevamente me llevé una grata impresión, realicé un circuito de unos 12 km y de nuevo iba más rápido de lo que mis sensaciones indicaban. La verdad es que son unas zapatillas que incitan a que tengamos una zancada mucho más eficiente y que aún yendo cómodos corramos rápido. Pero ojo, ahora no creamos que vamos a correr más con ellas, ¡ojalá! pero lo que si es cierto es que pueden ayudar a mejorar nuestra técnica de carrera obligándonos a talonear menos.

Después de varios entrenamientos más llegué a la clara conclusión de que utilizarlas en tiradas con mayor cantidad de kilómetros ya va en función de nuestro peso y de la pisada que tengamos, obviamente. Son confortables y ligeras, y además poseen en su interior el tejido HydraMAX, con ello preservamos al pie de la humedad y resulta ciertamente agradable. Así que si somos corredores experimentados con una buena técnica de carrera y un peso ligero sí podemos utilizarlas hasta para correr un maratón. A partir de ahí, hay que ser coherentes, a mayor peso y menor velocidad de crucero deberemos hacer recorridos con ellas de menos kilómetros. Cuanta más intensidad mejores prestaciones nos darán. En cualquier caso, serán unas buenas compañeras de fatigas para todos aquellos corredores de pisada neutra (o con plantillas correctoras) que quieran sentirse iluminados 360º en su camino hacia la meta.

PVPR: 119 euros

Relacionados: