Skechers Go Run Speed: la prueba

Zapatillas
Skechers Go Run Speed: la prueba-24306
Zapatillas para corredores rápidos y con buena técnica de pisada

Skechers Go Run Speed: la prueba

Por el Viernes, 27-12-2013 en

Si quieres ver el vídeo de la prueba de la gama Skechers, CLICA AQUÍ

Hace ya un tiempo que vienen sonando las Skechers GOrun. Y de ello tiene mucha culpa el maratoniano Meb Keflezighi, conocido por su plata en el maratón olímpico de Atenas en 2004 y por ganar el Maratón de Nueva York en 2009. Pero su peculiar historia empieza en 2011, cuando ya se le suponía en el ocaso de su carrera en la élite. Fue entonces cuando el atleta estadounidense fichó por la marca y, ayudando incluso en el diseño de sus zapas, dio el pelotazo al ganar los trials americanos en los 42,195 km, clasificatorios para los JJOO de Londres. En la cita Olímpica obtuvo un meritorio cuarto puesto, además de mejorar su mejor marca en el NYC Marathon de aquel mismo año dejándola en 2h09’13. Todo ello cuando contaba ya con 37 años. Esto le dio una publicidad impagable a estas curiosas zapas de claro corte minimalista y consideradas de natural running. 

Pero ya se sabe aquello de que una golondrina no hace verano. Así que en Skechers, al tiempo que evolucionaban sus diseños, han seguido apostando por otros atletas de nivel para ir introduciéndose en el mercado de diversos países. En el caso español tenemos a Pedro Nimo que ganó recientemente la Behobia-San Sebastián con las GOrun Speed (también conocidas como GoMeb). Las zapas más ligeras de la gama y que hemos tenido la oportunidad de probar. El mismo Nimo nos comentó al respecto de sus nuevas zapas que "estrené mis GOrun, las Meb, el día antes de la carrera y las sensaciones fueron muy positivas. No conocía en profundidad la marca y menos este modelo, pero desde las primeras pisadas me pareció una zapatilla muy reactiva y con una buena placa de estabilización. Ya en carrera, es una zapatilla exigente y que te obliga a una pisada rápida y desde el metatarso”. Bien le debieron ir, ya que consiguió imponerse en la popular prueba el día de su estreno. Tras hablar con Nimo tuve la posibilidad de llevar a cabo mi particular prueba y comprobar que Pedro estaba totalmente en lo cierto.

Nada más verlas y cogerlas en las manos, por inercia empiezas a retorcerlas y doblarlas para comprobar su extrema flexibilidad y ligereza. Los colores vivos, rojos y amarillos, emulando una llama de fuego, ya buscan dar sensación de velocidad. Y efectivamente, sus menos de 200 gramos de peso y sus 4 mm de drop indican que son unas zapatillas para correr rápido, sin duda.

Nada más ponérmelas, uno percibe una extraordinaria sensación de comodidad. Su interior está compuesto por un material, OrthoLite®, similar al esponjoso tacto de un ligero neopreno además de tener la propiedad de que absorbe las bacterias y el mal olor. Gracias a ello y la ausencia de cosidos hace que las podemos llegar a utilizar incluso sin calcetines, ideales para triatlones.

Sin embargo, reconozco que mis primeros pasos con ellas fueron raros, a ritmo bajo/medio no acababa de sentirme cómodo, ya que al entrar más de talón no terminaba de amoldarme a sus verdaderas prestaciones. Esto cambió en el momento en el que incrementé un poquito más la velocidad. Efectivamente, son unas zapatillas para hacer series o competir a un nivel exigente. Está claro que a diferencia de otros modelos de zapatillas, en éstas no es el peso lo que determina al usuario ideal,  sino el tipo de apoyo que tengamos. La tecnología M-Strike facilita el aterrizaje con el medio pie y ayuda a los runners que talonean a mejorar su pisada y entrar más de medio-pie. También cabe destacar el Resalyte, cuya tecnología exclusiva, compuesta por un moldeado de inyección ligero, consigue que el material de la suela tenga “memoria” y recupere inmediatamente su forma original ayudando así a absorber el impacto de la pisada. Por último, en cuanto a características tecnológicas, cabe destacar los Sensores Goimpulse, que son esas bolitas que vemos en la suela, que nos ofrecen cierta retroalimentación y que nos ayuda a sentir mejor el terreno. Las circunferencias de caucho ofrecen, además, un buen grip. Tienen una buena tracción, sobretodo en asfalto, y son bastante estables.

Por otro lado,  debo decir que el atado se ajusta bien gracias al sistema Vari-Lock. Son cómodas y transpirables, sin costuras que nos puedan  hacer rozaduras inoportunas. Pero está claro que tal y como el propio Pedro Nimo me remarcó “Las Skechers no se pueden vender al "tun tun", personas con mucho peso o muy mal apoyo, pueden necesitar más rigidez o recurrir a las plantillas (al ser anchas, las aceptan perfectamente).”

Tras unos cuantos kilómetros más con ellas y varios entrenamientos, tuve claro enseguida que el perfil del corredor y el uso de las mismas está bastante restringido a una superficie estable, como el asfalto o algún camino de tierra en buen estado, y siempre para correr rápido. Aptas para corredores con pisada neutra, buena técnica de carrera y sobre todo con un apoyo de medio pie o metatarso. Es evidente que las Skchers GOrun pretenden acercarse al máximo a la sensación de correr descalzo utilizando un diseño moderno. Pero como no sólo de las Speed vive el runner, la firma americana ya ha procurado diversos modelos para cubrir las espectativas de todos aquellos que a un ritmo u otro quieran iniciarse en el natural running.

Si quieres ver el vídeo de la prueba de la gama Skechers, CLICA AQUÍ

 

Relacionados: